COMO HACER EL SEITAN O CARNE VEGETAL
























Ingredientes:

1 kg. de harina de trigo (no es necesario que sea integral ya que no aprovecharemos el salvado o la fibra).

agua en cantidad necesaria.

Un vaso (250 cl.) de salsa de soja.

1 cabeza de ajos.

1 cucharada sopera de jengibre rallado.

Un trozo de alga kombu seca, no es imprescindible, también podemos usar alguna otra alga que tengamos a mano (la encontramos en cualquier supermercado oriental o herboristerías, el alga Kombu ayudará en la digestión y también aumentará el contenido en minerales, pero si no tienes tampoco pasa nada).

http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/2013/11/las-algas-marinas-han-sido-reconocidas.html

Elaboración:

Amasa la harina como si fueses a hacer pan, o sea sólo con agua.

La cantidad de agua será aquella que permita hacer una masa compacta y sin que se pegué a los dedos.

Cuando esté bien amasada, déjala dentro de un recipiente cubierta de agua durante un par de horas aproximadamente.

Una vez pasado el tiempo hay que lavar la masa dentro del agua, que de inmediato empezará a volverse blanca. Esto es señal de que el almidón se va desprendiendo de la masa.

Cambiamos el agua y comenzamos a prensar con las manos para ir sacando el almidón de dentro de la bola, también nos ayudaremos poniendo la bola directamente debajo del chorro de agua, importante usar algún tipo de recipiente para recolectar el agua que luego la podemos reutilizar para regar las plantas por ejemplo.

Cuando la mas va tornándose mas oscura: ¡eso es el gluten! .

Cuidado, porque tiende a desprenderse con facilidad.

Nos podemos ayudar con un colador de alambre, luego dará un poco de trabajo el limpiarlo pero hace bien el trabajo, tengo pendiente probar con alguna gasa o tela para comprimir la bola, es un idea que creo puede funcionar.

Continua el proceso de lavado hasta que el agua salga transparente, que es la señal de que ahora sólo queda el Seitán (gluten o proteína del trigo).

Esa bola resultante es más pequeña que la bola inicial, ligeramente más oscura y pososa.

Si quieres, la puedes dividir en dos o tres trozos, o dejar la pieza entera.

Ahora cocinemos el seitán en una olla grande, a fuego fuerte, poner agua para poder cubrir las piezas, agregar el vaso de salsa de soja, los ajos, el jengibre y el alga Kombu.

Cuando rompa a hervir, echamos las bolas de Seitán y dejamos que hierva a fuego lento durante 20 a 45 minutos, cuanto mas tiempo mas duro queda, así que ya cuestión de gustos, lo mejor es ir probando y ver como nos gusta mas.

El tamaño vuelve a aumentar con el hervor, y ahora se tornará más oscuro y brillante, además de compacto.

Una vez cocinado, apagamos el fuego y lo dejamos tapado hasta que se enfríe.

Conservación del Seitán:

Una vez ya no esté caliente, se puede cortarlo en rodajas o como te guste mas.

Y conviene dejarlo siempre con algo de salsa, para que no se seque.

El Seitán dentro del frigorífico dura sólo tres o cuatro días.

Así que si no tienes pensado consumirlo todo, es mejor congelarlo ya que así nos puede durar meses.

Has de tener la precaución de congelarlo en bolsitas individuales donde vaya la porción que vayamos a comer cada vez.

Con qué combinar el seitán en la cocina: Cereales, legumbres, pasta, sopas, caldos y cocidos, estofados, barbacoas, canapés y aperitivos, platos típicos: albóndigas, croquetas, empanadas, rellenos de verduras, canelones,…

El Seitan puede tratarse igual que la carne: empanada, frita, con cualquier aceite a la parrilla, en forma de estofado, o bien elaborado como albóndigas o hamburguesas.

Al tener un suave sabor se puede reforzar con sofritos, salsa de soja, especias o cualquier otro tipo de aliño. Hay que tener en cuenta: Depende de la calidad o tipo de harina nos saldrá mayor o menor cantidad de Seitán (gluten).

De todas las proteínas vegetales el Seitan es la que más merece el calificativo de “carne vegetal”, no-solo por su alto contenido en proteínas sino por su textura y color.

Además aporta más ventajas que la carne: más proteínas, más digerible, sin colesterol, menos grasa, menos sal, menos calorías. Tanto el Seitan como el Tofu (queso de soja) son fáciles de digerir y muy bajos en calorías, por lo que son ideales para niños, ancianos y personas con problemas digestivos.

>También esta recomendado para los deportistas ya que ayuda a desarrollar la musculatura.

MUY IMPORTANTE: Es un alimento muy nutritivo que se obtiene a partir del gluten, por lo tanto aquellas personas de naturaleza celiaca (intolerancia al gluten) no deben ingerirlo bajo ningún concepto.

ecocosas.com


SAIKU

http://saikurecetas.blogspot.com.ar/



1 comentario: