MUESLI











Resulta especialmente recomendable en el desayuno, ya que su completa composición nutritiva (contiene hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, lípidos y minerales) nos ayuda a comenzar la jornada con buen pie y mucha energía.

Es de fácil digestión, ayuda a mejorar el tránsito intestinal, tiene un efecto saciante (ideal para quienes desean cuidar la línea)... muchas son sus ventajas para el organismo. Pero es que, además, el muesli resulta delicioso gracias a la variedad de ingredientes que admite. Estos son algunos de ellos, por si en lugar de comprarlo ya preparado, prefieres elaborar un muesli casero en función de tus gustos:

Cereales (integrales o refinados): copos de avena, de soja, de trigo, de maíz, de cebada, trigo germinado, granos de mijo...
Frutos secos: cacahuetes, avellanas, nueces picadas...
Frutas desecadas: fresa, ciruela, manzana, dátil, albaricoque, uvas pasas...


Una vez preparada la mezcla, ésta se puede acompañar por leche vegetal o jugos.



Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario