Pan plano de calabaza


500 gr de harina integral de espelta
325 gr de agua
150 gr de puré de calabaza asada
10 gr de sal
Comino, pimienta y nuez moscada
Semillas de calabaza
1-2 gr de levadura fresca (opcional)

Elaboración:



Los panes planos no necesitan levadura ni tiempos de levado pero incorporar un poco de levadura o masa madre deshidratada (como hice yo) cambiará ligeramente el sabor, si optamos por incorporarla prepararemos la masa por la noche y la guardaremos en la nevera hasta que vayamos a usarla al día siguiente.
Mezclamos la harina, el agua, el puré de calabaza y la pizca de levadura, dejamos reposar 15-20 minutos. Transcurrido este primer reposo procedemos a amasar, se trata de una masa con alta hidratación ya que aparte del agua hemos incorporado más humedad con el puré de calabaza, por lo que amasar sobre la mesa puede resultar bastante pegajoso por ello procederemos a amasar dentro del bol,  estiraremos de la masa y doblaremos sobre si misma, giramos el bol un cuarto, estiramos y plegamos, repetimos esta operación  durante un minuto más o menos, dejamos reposar la masa 5-10 minutos. Repetimos otra tanda de plegado de la masa en el bol, dejamos reposar. Otra tanda de plegados y reposo. Incorporamos la sal, las especias y las semillas y hacemos una última tanda de plegados, notaremos que la masa aunque sigue siendo muy humedad tiene una textura más lisa y homogénea. Tapamos con film de cocina y guardamos en la nevera hasta el día siguiente.
Cuando vayamos a cocinarla la sacamos del frigorífico. Ponemos el horno a precalentarse a 200º. Esparcimos harina sobre la mesa y volcamos nuestra masa sobre ella, la dividimos en 10-12 porciones, salpicamos de nuevo con un poco de  harina y boleamos (damos forma redonda)  las porciones. Damos forma a cada pan dándoles vueltas entre los dedos, con la masa levantada de la mesa para que la gravedad nos ayude a estirarlas, las vamos dejando sobre papel de hornear. Las vamos poniendo en la bandeja del horno por tandas (estará caliente porque la teníamos dentro del horno), en 10 minutos estarán listos, a mitad de cocción le damos la vuelta, según los vamos sacando los ponemos juntos dentro de un paño para que se mantengan calientes.

Si te parece mucha cantidad simplemente divide las cantidades por la mitad para obtener 5-6 panecillos planos.




Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario