Consejos para guardar y conservar los alimentos






¿Heladera o despensa? ¿Cuánto tiempo puede quedar abierto? ¿Cómo sé si aún está utilizable? Seguí estos consejos para aprender a conservar los alimentos y erradicar estas dudas.



Azúcar morena

Podés poner el azúcar en un recipiente hermético de plástico junto con un alimento que contenga humedad, como una rebanada de pan o unas rodajas de manzana. Así se mantendrá suave y con sabor.



Harina

Mantené fría la de trigo integral. El alto contenido de aceite del germen de trigo puede hacer que la harina se ponga rancia si se mantiene mucho tiempo en la despensa. Si no la usás a menudo, guardala en un recipiente hermético en la heladera, donde dura hasta seis meses. Olela para comprobar su frescura: no debe tener casi ningún olor. Desechala si huele mal. La harina blanca puede durar cerca de un año en la despensa dentro de un recipiente hermético.




Salsa de soja

Revisá el color. Cuando está fresca, esta salsa es de un tono café rojizo; si está muy oscura, lo más probable es que esté oxidada. La salsa de soja no necesita mantenerse fría, pero la refrigeración ayuda a que conserve todo su sabor hasta por dos años.



Miel de abejas

Hacé que la miel cristalizada vuelva a ser líquida poniendo a calentar el frasco a baño María o en una sartén con agua a fuego medio; con una cuchara limpia de madera, revolvé los cristales hasta que se hayan disuelto. No guardes la miel en la heladera, ya que el frío puede cristalizarla nuevamente. La miel puede durar de manera indefinida, incluso una vez abierto el recipiente (en tumbas del Antiguo Egipto se han descubierto tarros con miel aún conservada) porque ciertas enzimas presentes en el estómago de las abejas crean subproductos que combaten a las bacterias.



Tomates

No los guardes en bolsas plásticas. El etileno atrapado hará que maduren más rápido. Se deben guardar según su grado de maduración. Los verdes, con el tallo hacia abajo, en una bolsa de papel, o en una sola fila dentro de una caja de cartón que se deje en un lugar fresco, hasta que estén rojos. Los maduros deben conservarse a temperatura ambiente, donde no les dé el sol, en una sola fila, sin que se toquen entre ellos y con el tallo hacia arriba. Los demasiado maduros deben ponerse en la heladera, pero hay que dejarlos que estén a temperatura ambiente antes de comerlos.



Especias rojas

Guardá las especias de este color en la heladera. La luz y el calor de la cocina pueden opacar el tono brillante de la páprika (o pimentón), la pimienta roja en polvo y el ají picante molido y quitarles frescura. Para evitarlo, mantené estos condimentos en la heladera.



Aceite de oliva

A menos que lo uses mucho, comprá botellas pequeñas. Una vez abierto, el aceite de oliva se pone rancio en tan solo tres meses (aunque en la etiqueta diga que dura más tiempo). El aceite de oliva fresco huele a aceitunas verdes maduras y tiene una nota de sabor ligeramente picante; tené cuidado si presenta olor a cera: puede ser señal de deterioro.


 
SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada