El arte de preparar dulces caseros.



- Hay que elegir cuidadosamente la fruta, evitar las excesivamente maduras y las que presenten magulladuras. La piel debe lucir un aspecto liso y sano, deben ser de igual tamaño y punto de madurez para que el dulce quede parejo.

- Al lavar las frutas delicadas (frutillas o moras), hay que sumergirlas en un bol con agua y cambiar el agua hasta que no queden señales de tierra.

- Salvo en el caso de las Frutillas, no hay que quitarle el cabito a las frutas antes de lavarlas. Así se evitará que el agua penetre en el interior de la fruta y modifique su sabor.

- Las cazuelas de barro son las mejores para preparar deliciosos dulces.

- No cocinar a fuego fuerte, ya que provocará la evaporación de la humedad propia que posee la fruta. Es mejor si se emplea fuego moderado o suave, que seguramente es lo que indicarán la recetas mas comunes.

- Se debe revolver el preparado con frecuencia durante toda la cocción, utilizando para esto una cuchara de madera que se debe usar exclusivamente para este fin (si es de pala ancha, mejor aún).

- Hay que retirar la espuma que se va formando en la superficie de las mermeladas o jaleas durante la cocción, empleando una Espumadera o utensilio para tal fin.

- Los frascos en donde se envasan los dulces deben estar bien limpios y secos, y sobre todo, esterilizados. Para ello se pueden hervir en agua durante 15 minutos.

- Es importante rotular los envases indicando el contenido y fecha de envasado. Esto evitará confusiones en el momento de usarlos.

- Conservar los dulces envasados en un lugar seco, fresco y oscuro. Si se mantienen en las condiciones recomendadas tendrán una duración de entre 9 y 12 meses.

A continuación, algunas recetas para poner en practica los secretos aprendidos:

 Dulce de ciruelas.


 Ingredientes

1-1/2 kg. de ciruelas
 1 kilo de azúcar (más o menos a tu gusto)
Jugo de 1 limón

Preparación:
Descarozar las ciruelas en un recipiente y cubrirlas con el azúcar, tapar y mantener en la heladera toda la noche. Luego, pasar todo a una cacerola y poner sobre fuego suave, cocinar alrededor de 30 minutos a partir del hervor, revolviendo con cuchara de madera. Añadir el jugo de limón 10 minutos antes de que se cumpla el tiempo. Para probar el punto, poner un poquito de dulce en un plato y verificar que no corra. Se deja entibiar, se la vierte en frascos y se cubre la parte interna de la tapa con un disco de papel parafinado o papel manteca impregnado en alcohol. Cerrar herméticamente.

Mermelada de ananá






1 ananá

2 manzanas

350 gr. de azúcar


 Preparación:

Cortar la corteza de la ananá y seccionar el resto en trozos pequeños, cuidando de no desperdiciar el jugo. Colocar los trozos dentro de una cacerola y agregarle las manzanas, sin piel ni corazón, y cortadas en trozos. Cubrir con agua y colocar a fuego moderado hasta que se forme una pasta. Agregarle el azúcar y cocinar 10 minutos más. Esterilizar 20 minutos y una vez fría, guardar el frasco en la heladera.

Dulces Caseros-Taringa-




http://saikurecetas.blogspot.com.ar/




SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.

Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

No hay comentarios:

Publicar un comentario