SEMILLAS = VIDA





- ¿Cómo comerlas?

Las semillas de sésamo son muy buenas para agregarlas en un licuado de manzanas.

Las semillas de girasol, son muy ricas para comerlas solas, tostándolas 1 o 2 minutos y después agregándoles una pizca de sal.

Las semillas de zapallo o de calabaza, al igual que las semillas de girasol excelentes para comerlas solas.

Con las semillas de chia, se pueden hacer exquisitos panes dulces, a los que se le puede poner manzanas, pasas de uvas, etc.

Con las semillas de Lino pueden hacerse riquísmas galletas o panes horneados.

Con la quinoa puede hacerse sopa, o relleno para canelones con espinaca.

Licuado de sésamo:


Licuado de sésamo

Ingredientes:

- 3 cucharas soperas bien cargadas de semillas de sésamo integral
- 1 manzana grande
- Azucar mascabo a gusto (o lo que prefieras para endulzar)
- 1 vaso de agua

Preparación:
Dejar remojar las semillas de sésamo 1 noche, para "activar" sus propiedades, como se hace con todas las semillas. Luego, enjuagar las semillas, cortar la manzana y verter todo en una licuadora, y licuar hasta que quede homogéneo. Servir y a disfrutar!

Propiedades nutritivas:
Las semillas de sésamo son extraordinariamente nutritivas: Ofrecen una excelente cadena de aminoácidos (proteínas), debido a su altísimo nivel de calcio son el sustituto ideal de los lácteos, ofrece altos niveles de hierro, magnesio, fósforo, potasio y zinc, vitaminas b1, b2, b3 y b6.
La manzana es la compañera ideal, ya que es la única fruta que acompaña 100% a las semillas y combina muy bien, en su gusto, y porque además posee vitamina C que acompaña la absorción de hierro.



- Prepararlas para comerlas

Es muy importante tener en cuenta que las cáscaras de las semillas dificultan notablemente la absorción de sus nutrientes, ya que las cáscaras están ideadas para proteger a la misma semilla.

Si no se muelen o se licuan, el organismo no logra absorverlas bien.


Otra variante también válida al respecto es comprarlas en forma de harina, si pensamos en hacer panes o galletas, por ejemplo.

Las semillas (al igual que las legumbres) mejoran sus propiedades nutricionales si se las deja remojar un par de horas antes de consumirlas.



- Precauciones



En términos generales recomendamos que no debe consumirse más de 2 puñados grandes de cualquier semilla por comida, otros prefieren no superar 1 puñado grande. Será tu cuerpo el que te diga "cuanta" cantidad le cae bien.


- Propiedades de las distintas semillas

Quinoa, es la fuente vegetal más completa de proteínas y la más asimilable de todas (un 70% de
asimilación) lo que la convierte en el alimento vegetal proteínico más completo (por encima de la espinaca, la soja, y el arroz con lentejas) Para consumir a la quinoa, necesariamente hay que hervirla (de lo contrario no se puede comer, es como un poroto), cuando la hiervas te darás cuenta que está lista cuando "se abre". La quinoa necesariamente debe lavarse un rato largo o enjuagarse mínimo 2 veces para sacarle el almidón que contiene, pero vale la pena hacer este trabajo por el gran alimento que contiene.


Semillas de girasol, es la mejor fuente vegetal de vitamina E, además de que contiene cantidades significativas de calcio, hierro, y vitaminas B

Semillas de zapallo, es tal vez la semilla más sorprendente ¿Quién se iba a imaginar, por ejemplo, que 100 gramos de las semillas del zapallo, tuvieran 15 grs de hierro?

Semillas de sésamo, es la mejor fuente vegetal de calcio que existe, tan solo 50 gramos de sésamo, tienen más calcio que un vaso de leche. Contiene además grandes cantidades de hierro, zinc, y magnesio.

Almendras y nueces importantísimas en toda dieta, como también el alpiste, la chía, etc.

Si te ha interesado este artículo, compártelo !!!!

Y si tienes algo que comentar, no dudes de hacerlo
http://saikurecetas.blogspot.com.ar/



SAIKU




 Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada