Hamburguesas de avena





La avena por su consistencia al humedecerse nos permiten preparar facilmente hamburguesas o albóndigas. 



Ingredientes para 2 personas

1 vaso (250 ml.)  de avena

1/2 vaso de agua (125 ml. aprox.)

2 dientes de ajo

1/2 zanahoria

1/4 de cebolla

1 chorrito de salsa de soja

1 cucharada de comino en polvo

1 ramillete de perejil

pimienta negra

Pan rallado

Aceite de oliva

Preparación

En un recipiente amplio (un bol o ensaladera) ponemos 1 vaso (250 ml.)  de avena. Picamos finamente el ajo, la cebolla y la zanahoria y lo mezclamos todo junto a la avena.

Añadimos una cucharada de comino en polvo, un poco de pimienta molida y el perejil picado muy fino. Echamos el medio vaso de agua a temperatura ambiente y un chorrito de salsa de soja. Mezclamos bien la masa con una cuchara o con las manos.

Lo importante en esta receta es controlar la consistencia de la masa. Para ello, podemos ayudarnos de pan rallado. Añadiremos, pues, un poco de pan rallado para que se absorba el exceso de agua (si queda seco, podemos añadir un poquito más de líquido)y amasamos bien. La masa de las hamburguesas debe quedar un poco pegajosa.

Mientras calentamos el aceite donde freiremos nuestra masa de avena, vamos formando con las manos las hamburguesas. Podemos, antes de freír, rebozarlas con un poco más de pan rallado, así quedará una textura exterior crujiente.

Freímos en una sartén con aceite suficiente para bañar las hamburguesas hasta la mitad, pues les daremos la vuelta una vez que se tueste un lado. Es fácil saber cuando retirarlas del aceite, pues adquieren un característico color tostado.

Dejamos escurrir el exceso de aceite sobre un papel absorbente y servimos calentitas, acompañadas de ensalada y patatas.

Comentarios a la receta

Las medidas de esta receta dan para 2 personas (6 hamburguesas pequeñas).

Si preferimos, podemos cocer las hamburguesas al horno, con lo que el contenido de grasa será prácticamente inexistente.

La zanahoria y la cebolla son opcionales, podemos poner cualquier verdura que nos guste, quizá unas nueces u otros frutos secos, unos champiñones, etc... Eso sí, todo bien picadito.

No hemos puesto sal en la receta pues la salsa de soja suele tener sal añadida. Si has prescindido de la salsa de soja, una pizca de sal sería razonable.

Una variante interesante es, en vez de en forma de hamburguesa, hacer albóndigas redonditas con la masa de la avena y acompañar con una salsa de tomate casero.


Vegetarianismo.net/ Ecoportal.net


http://saikurecetas.blogspot.com.ar/

SAIKU


























SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.
Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.

Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada