Croquetas de calabacín y zanahoria veganas sin gluten

croquetas de calabacín y zanahoria vegana

Porciones: 4
Ingredientes
  • 1 1/2 tazas de calabacín, finamente rallados
  • 1 1/2 tazas de zanahoria, finamente ralladas
  • 1 cucharadita de aceite (de semilla de uva, aceite de oliva o de coco)
  • 2 cebollines finamente picados
  • ¼ cucharadita de pimentón
  • 2 cucharadas de almidón de patata o maíz
  • 1 taza de harina de almendras o de coco
  • ½ cucharada de levadura nutricional o ¼ taza de queso vegano (opcional)
  • sal marina y pimienta negra al gusto
Preparación
  1. Precalienta el horno a 200 ° C (400° F) y prepara dos bandejas planas con papel encerado.
  2. Coloca el calabacín y zanahoria finamente rallados sobre un paño de cocina limpio y seco. Espolvoréalos con sal, la sal ayuda a extraer el exceso de humedad. Deja reposar durante 10 minutos.
  3. Mientras están reposando, sofríe la cebolla en el aceite hasta que esté transparente y reserva.
  4. Pon el calabacín y la zanahoria en un paño para ser exprimidos (un paño que se utiliza para hacer quesos es bueno). Una vez enrollados, aplica presión para obtener el exceso de humedad de los dos.
  5. Mezcla el calabacín, zanahoria, cebolla, levadura nutricional, pimentón, el almidón y ½ taza de harina de almendra. Mezclar con las manos hasta que la mezcla esté espesa y húmeda. Añadir más harina de almendra según sea necesario para obtener una consistencia que se mantendrá unida – la consistencia variará en función del contenido de humedad de los calabacines. Prueba la mezcla y ajuste la sazón si es necesario.
  6. Haz las tortitas y colócalas suficientemente separadas para que no se toquen en las bandejas.
  7. Opcional: Tira las croquetas en harina de almendra extra para un toque adicional. Rocía ligeramente cada croqueta con aceite para ayudar a que queden crujientes en el horno.
  8. Hornea por 10 minutos o hasta que comiencen a dorarse. Voltear y cocer otros 10 minutos o hasta que estén doradas por todas partes.
  9. Dejar enfriar unos minutos antes de retirar de las bandejas.
Almacenamiento: Congela las croquetas en una bandeja. Una vez congeladas guardar en un recipiente hermético o bolsa de plástico con cierre hermético. Para recalentar, coloca en una bandeja con papel encerado mientras siguen congeladas y cocer durante 15-20 minutos o hasta que estén crujientes.
Redacción de Vida Lúcida



SAIKU

No hay comentarios:

Publicar un comentario