Ensalada de arroz y hongos




Dificultad: media
Tiempo de preparación: 30 minutos
Raciones: para 2 personas
Ingredientes:

125 g de arroz para risotto 
 ½ cebolla  mediana
 2 cucharadas de aceite de oliva (preferiblemente alguna variedad de sabor intenso)
 1/8 de cucharadita de sal (aprox.)
 50 ml de vino blanco (opcional)
 aprox. 2,5 tazas de caldo de verduras  caliente 
 ½ cucharadita de boletus edulis deshidratado (hongo de los pinos )
 aprox. 2 tazas de canónigos (se puede reemplazar por espinaca ), rúcula, lechuga  picada, achicoria picada y endibias (o escarola ) picadas, todo mezclado
 1 aguacate (palta ) maduro grande

Calienta en una sartén honda el aceite de oliva a fuego medio-alto.
Pica la cebolla y póchala 3-4 minutos con la sal, removiendo ocasionalmente, hasta que esté tierna.
Agrega el vino blanco y el arroz y mézclalo bien. 
Baja un poco el fuego (a fuego medio). 
Cuando se haya evaporado el vino añade un poco de caldo de verduras caliente al arroz (unos 200 ml) y remuévelo bien. Ahora hemos de dejar que se cueza con ese caldo (puedes remover de vez en cuando), y cuando quede muy poco añade más. Repetimos la misma operación: añadir caldo, remover, cocer y seguir añadiendo caldo hasta que el arroz esté hecho al dente, con el último  caldo añade la harina los boletus y remuévelo bien.
Dependiendo de la variedad de arroz es posible que te sobre un poco de líquido o que te haga falta añadir más agua. Si ves que cada vez que añades caldo se seca rápidamente, baja un poco el fuego, pero sin que deje de hervir. 

Prueba el arroz y rectifica de sal si fuese necesario. Cuando el arroz esté al dente apaga el fuego y apártalo para que se temple.

Mientras se templa el arroz pon una taza de ensalada en cada plato, para hacer de lecho.
Corta el aguacate por la mitad, quita el hueso (carozo) y dóralo a fuego fuerte en una sartén  (sólo por el lado verde, no hace falta que tuestes la piel). Cuando se dore ligeramente (tardará un par de minutos) sácalo, córtalo en tiras y repártelo en los platos.


Por último coloca la mitad del risotto en cada plato y sírvelo. Puedes añadir frutos secos y hierbas frescas (albahaca y perejil por ejemplo) al gusto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario