BROTES DE LENTEJAS…




Las lentejas ayudan a limpiar y estimular los riñones y el sistema adrenal, fortalecer el corazón y la circulación y aumentar la energía y la vitalidad. Cuando las lentejas estén germinados, los nutrientes se vuelven más fáciles de digerir, y después de sólo 3-4 días de germinación, su fibra soluble, la cual ayuda a reducir el colesterol LDL, presión arterial, azúcar en la sangre y regular los niveles de insulina, aumenta un 300 por ciento!

El proceso de germinación es muy fácil, y aunque hoy en día estamos hablando de brotes de lenteja, puede utilizar este proceso para brotar muchas otras semillas y legumbres (alfalfa, trébol, remolacha, garbanzo, lentejas, girasol). Todos ellos tienen sabores muy únicos y maravillosos, pero en este momento es el turno de las lentejas.

Puede elegir cualquier variedad de lentejas, bien sea marrón, verde o roja, pero sólo asegúrese de que están sanos. Lo primero, es colocar una taza de lentejas en un recipiente ancho o plato para revisarlos y retirar las piedras o granos dañados. Luego enjuagar muy bien con agua fría y colóquelas en un tazón grande con agua a remojo durante la noche (8-12 horas).

A la mañana siguiente sus granos serán grandes y regordetes. Puede filtrar el exceso de agua, lavar y colar de nuevo y luego transferir las semillas en un recipiente grande y llenarlo no más de 1/3 de modo que las semillas tengan espacio suficiente para el crecimiento.

Ahora, cubra la abertura del frasco con un poco de gasa y se mantienen en su lugar con una banda elástica ajustada. Para los próximos días, todo lo que tienes que hacer es lavar las semillas con agua fresca llenando el vaso y drenaje a través de la estopilla dos veces al día.

Después de cada lavado, dar el tarro una firma pocas sacudidas y se vuelca a obtener toda el agua de allí, de tal manera que quede húmedo, no exceso de agua donde se pueden acumular y potencialmente estropear sus retoños. Si usted comienza a notar cualquier baba, acaba de dar un enjuague extra y sacar todo.

Después de 24 horas en el frasco, usted comenzará a ver los granos se abren y pueden incluso ver algunas colas formando. Hemos de tener el control del crecimiento lentejas y mantener dándoles los enjuagues frescas + drenaje durante 4-5 días. Una vez que la hoja verde asoma y comienza a desarrollarse, ya están listos para la cosecha.

Se dará cuenta de que van a estar muy apretados en el frasco, por lo que tendrá que usar un poco de fuerza para sacarlos. Puede usar pinzas y agarrarlos desde lo más abajo posible.

Una vez que están fuera del tarro, póngalos en un colador y dele un último aclarado y agitar. Entonces alinear un recipiente hermético con un par de toallas de papel y repartirlos uniformemente a través de la parte inferior. Se quedarán bien así en la nevera durante una semana más o menos. Si usted ha brotado mucho más de lo que puedes comer, almacénelas por raciones, en bolsas de plástico llenas de toallas de papel.

Hay un millón de maneras de comer.

SOPAS O ENSALADAS: Lechuga, rúcula, tomates rosados verdes, aguacate, pepino, brotes de lenteja.

PLATOS SALTEADOS: Germinados de lentejas salteadas en aceite de sésamo, ajo y tamari. Se sirve con espinacas marchitas y arroz salvaje y cubierto con semillas de sésamo.

SPREADS Y SALSAS: Por ejemplo, puré de aguacate y germinados de lentejas con jugo de limón, cebolla roja, sal, pimienta, chile jalapeño y cubierto con brotes adicionales y las cebolletas.

También son un elemento crujiente fantástico en sándwiches o incluso en pizza. Independientemente de cómo comer, creo que vale la pena hacerlo aunque sea sólo para añadir un poco más de verde a tu comida. Pruébelo y disfrute su cosecha…

FUENTE: Honest Fare



http://saikuhayotravidaposible.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario