Cómo hacer cerveza de jengibre








Existen dos tipos de personas en el mundo: a las que les gusta su cerveza de jengibre dulce, sutil y sencilla y a las que les gusta que su cerveza de jengibre los golpee fuerte en la parte de atrás de sus gargantas. (Me imagino que también hay personas por ahí a las que no les gusta la cerveza de jengibre pero por el momento voy a pretender que no existen).
Conoces cómo es una real cerveza de jengibre solo si la has probado. Al momento de probar un sorbo, te pisotea la lengua con botas de punta de acero, recordándote lo picante que realmente es el jengibre crudo. Esta versión de la cerveza de jengibre es como una cosa sin censura, sin filtro y hardcore pero con un pequeño bonus extra: el alcohol. Mientras que Inglaterra ha estado bebiendo cerveza de jengibre con alcohol por siglos, en los Estados Unidos se ha recién descubierto. Está bien, estimados amigos británicos, su secreto ha sido descubierto.
Además de su sabor picante y adictivo, la cerveza de jengibre con alcohol es simplemente divertida de hacer. Si sueñas con ser un dotado maestro cervecero pero no tienes el tiempo, el equipamiento y la barba, la cerveza de jengibre puede ser el inicio perfecto. Con solo una jarra, algunos accesorios de tu despensa y un par de botellas de bebidas limpias, puedes obtener una preparación cervecera bastante deliciosa en solo tres semanas. Puede que te tome un poco de experimentación para que puedas obtener el resultado que quieres, pero la travesía es solo la mitad de la diversión. Esta receta se parece más a una serie de directrices; debes seguir tus instintos.

Cerveza de jengibre con Alcohol

(Se pueden obtener varios litros de cerveza de jengibre)
2 ½ tazas (600 ml) de agua tibia y filtrada (o pre hervida)
1 ½ cucharadas de levadura de champaña (disponible en tu tienda local especializada en preparación de cerveza o en internet)
Jengibre recién molido
Azúcar granulada
Jugo de Limón (exprimido de dos limones)
1 jalapeño rebanado (opcional)
1 jarra grande de vidrio
2 a 3 botellas limpias plásticas de bebidas

1. Lo primero es lo primero: debes comenzar por hacer una pequeña “instalación” para tu cerveza de jengibre. Revuelve la levadura en el agua hasta que esta se disuelva. Agrega 1 cucharada de jengibre recién molido, una cucharadita de azúcar, el jugo de limón y el jalapeño en rodajas, en caso que quieras utilizarlo. Revuelve para mezclar. (El jalapeño le dará a tu cerveza de jengibre esa pequeña patadita que sentirás en la parte de atrás de tu garganta. Si no quieres que se sienta tan fuerte, tienes la libertad de no utilizarlo).
2. Vierte la mezcla en la jarra de vidrio, una que sea lo suficientemente grande como para que el líquido quepa cómodamente, con un poco de espacio extra. Cubre la jarra con una toalla de cocina limpia y seca y asegúrala con una banda elástica. Coloca la jarra en el lugar más tibio de tu casa: al lado de tu estufa, cerca de tu refrigerador o en los alrededores de un calefactor.
3. Todos los días durante la semana próxima tendrás que “alimentar” tu instalación. Lo primero que debes hacer es tocar la botella: debiese estar levemente tibia. Si está muy helada, tu levadura ingresará en periodo de hibernación y dejará de funcionar y si está muy caliente, tu levadura podría morir. Son unos hongos muy temperamentales.
4. Remueve la toalla de tu jarra y agrega otra cucharada de jengibre rallado y otra cucharada de azúcar. Revuelve hasta que la azúcar se disuelva y luego reemplaza la toalla y vuelve a colocar a tu “instalación” en un lugar tibio. Haz esto cada día por una semana. Considéralo como un trabajo de baby sitting.
5. Después de cerca de una semana, deberías comenzar a ver pequeñas burbujas flotando en la superficie de tu instalación. Puedes dejar que tu instalación se quede en esta etapa por más tiempo: mientras más la alimentes, más concentrado se volverá el sabor a jengibre. No te estreses demasiado en relación a las medidas: podrás modificar los sabores más adelante.
6. ¡Ahora llegamos al momento de embotellar! Piensa con antelación cuántas botellas de cerveza de jengibre querrás hacer. Asegúrate de utilizar botellas de bebidas plásticas. Las botellas de vidrio podrían reventarse por la carbonación.
7. Calcula cuánta agua necesitarás para llenar estas botellas a dos tercios de su capacidad total. Después,disuelve una cantidad suficiente de azúcar en el agua como para hacer que el agua tenga un sabor bien dulce, tan dulce como una gaseosa. No te preocupes en caso que te excedas: la azúcar está ahí para actuar como comida para la levadura, entonces la mayor parte de ella será comida y convertida en alcohol.Siempre podrás modificar el contenido de azúcar más adelante.
8. Utiliza una estameña y cuela la instalación en un bowl o tazón grande. A continuación, utiliza un embudo para agregar el agua azucarada a las botellas hasta que éstas se llenen a dos tercios de su capacidad total. Agrega cerca de una taza del líquido colado de la instalación en cada una de las botellas. Si quieres que tu cerveza de jengibre sea más fuerte, agrega más líquido. Si no quieres que tu cerveza se sienta de manera tan intensa, agrega menos líquido. Revuelve con un palillo para mezclar. Puedes meter tu dedo en el líquido y probar en caso que quieras ver si la concentración de sabor es de tu agrado. Si sabe muy acuosa, agrega más del líquido colado.
10. Sella las botellas fuertemente con sus respectivas tapas y colócalas de vuelta en el mismo lugar tibio donde alguna vez colocaste tu instalación. Exprime las botellas diariamente para ver cómo va su proceso de carbonación.
11. Luego de un par de días, se debiese volver difícil apretar las botellas. Cuando se sientan como piedra y ya no sea posible apretarlas ni siquiera un poco, comienza lentamente a destaparlas hasta que oigas un pequeño ruido de descompresión pero no las abras totalmente. En cualquier instancia en que la botella sea difícil de apretar, deja que la carbonación salga y luego vuelve a tapar la botella firmemente.
12. Dentro de una semana y media a dos semanas, la levadura habrá consumido la mayor parte de la azúcar de la botella. ¡Esto significa que tu cerveza de jengibre se encuentra lista para ser abierta y probada! Debes seguir tu intuición y el método de ensayo y error. Si tienes muchas botellas, abre una y prueba como saben después de una semana y media. Agrega más azúcar o jugo de limón si piensas que tu cerveza de jengibre lo necesita.
13. Sirve la cerveza muy helada con trozos de alguna fruta cítrica y una pizca de ron en caso que quieras tomar riesgos. Asegúrate de consumir la botella entera después de 24 horas desde que ésta haya sido abierta. Siéntete con la libertad de invitar a un par de amigos para que te ayuden con la tarea. Probablemente debieras organizar una fiesta para lucir tus increíbles talentos cerveceros.
Es imposible determinar el contenido alcohólico de tu cerveza de jengibre pero debiese ser un poco menos que una cerveza con contenido alcohólico reducido. ¡Disfruta!

http://www.upsocl.com/




http://saikurecetas.blogspot.com.ar



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada