DESAYUNANDO CON CHÍA


Resultado de imagen



2 cucharadas de chía
- 1 taza de leche vegetal (almendras, alpiste, sésamo, semillas de zapallo, semillas de maravilla, etc.)
- Miel, estevia, agave o cualquier endulzante natural que te guste.
Esta es la mezcla básica, porque después se le puede agregar algunos o varios de los siguientes ingredientes:
- rodajas de plátano
- arándanos, frambuesas o berries en general.
- manzanas
- maca
- cacao en polvo
- coco rallado
- espirulina
- canela
- etc.!








Modo de preparación

La semilla de Chía puede ser ingerida en variadas formas, puede ser consumida como gel, dejándola remojar la semilla en un vaso con agua 30 minutos o más antes de consumir (idealmente agua hervida fría o mineral ya que el exceso de cloro puede destruir las propiedades). Las semillas absorberán el líquido y formaran una gelatina, mezcle bien, ésta puede ser almacenada refrigerada por 30 días para su consumo; es posible combinarla con cualquier alimento o líquido [13]. Se puede mezclar en jugos naturales, leche, yogurt, como aderezo para ensaladas, salsas, sopas, cremas, verduras, budines u omelettes, postres, panes, o como su creatividad le sugiera o en el alimento que se prefiera siempre y cuando este molida, la mejor ventaja de la semilla de chía molida es la instantánea, ya que tiene mejor absorción por parte del organismo, y se aprovechan mejor las propiedades [4].

Se puede tritura o moler para que se haga polvo o consumir entera:

1.- Semilla de chía entera: En un vaso de agua, jugos naturales, leche o yogurt, remojar por 30 minutos, hasta la formación de gel o mucílago, revolver antes de ingerir.

2.- Semilla de chía molida: Es instantánea, no requiere remojo previo y se absorbe con mayor rapidez en el organismo. La semilla molida o triturada es la que tiene toda la fibra, en cambio la harina de semilla, pierde la fibra y varias de sus propiedades.




http://saikurecetas.blogspot.com.ar/

No hay comentarios:

Publicar un comentario