Leche de Almendras Activadas


La leche vegetal de almendras es una de las más conocidas y también, una de las más sabrosas. Pero no has conocido la verdadera leche de almendras, con todo su sabor y sus nutrientes, si no has probado la versión casera con almendras activadas, recién preparada y tomada “al pie de la licuadora” . ¡Anímate a prepararla en casa!. Es realmente muy sencillo y sólo te tomará un par de minutos, ya que no tendrás que pelarlas. El secreto está en utilizar un filtro de paño, ya que así la cáscara y la pulpa de las almendras queda contenida en el filtro, dejando una leche blanca y suave al paladar. Para mi gusto, ¡un elixir digno de los dioses!.
Ingredientes
- 1 taza de almendras, naturales y enteras (sin tostar)
- 1 litro de agua filtrada
Necesitarás: una buena licuadora sobre 450 Watts, idealmente, y un filtro de paño (al final de la nota les indico dónde conseguirlo).
Preparación
Tiempo: 5-10 minutos.
1. Primero, remoja las almendras en agua durante un par de horas, hasta que se hidraten o “activen”.
2. Una vez que estén activadas, descarta el agua del remojo y lávalas bien. En este punto, ya puedes utilizarlas, pero conviene dejarlas en un colador o filtro de paño durante algunas horas más, idealmente.
4. Vierte las almendras hidratadas a la licuadora y agrega 2 tazas de agua. Procesa hasta que la almendra quede bien molida y el líquido quede blanco.
5. Luego, extrae la leche con un filtro de paño, agrega el agua restante y revuelve bien.
6. Sirve inmediatamente, para aprovechar al máximo sus bondades. ¡Salud! 
Respuestas a preguntas frecuentes
¿Puedo preparar leche si no he remojado las almendras previamente? Sí, pero te sugiero que las hidrates cada vez que puedas, ya que gracias a este proceso de “activación” la almendra se vuelve más fácilmente digerible. Esto se debe a la actividad enzimática que se desarrolla en ella al hidratarse. Además, al hidratarla, se torna más blanda y lechosa, facilitando el licuado y dando como resultado una leche más blanca, liviana y espumosa.
¿Cuánto duran las almendras una vez que están activadas? Es difícil decirlo a ciencia cierta, pues depende de factores muy variables como la calidad de las almendras, el tiempo de remojo, la temperatura y humedad ambiental, etc. He notado, por ejemplo, que cuando las dejo mucho tiempo remojando (ej. toda la noche), se echan a perder con más facilidad que cuando las que remojo menos tiempo. En general, les sugiero que remojen sólo la cantidad que estiman que van a utilizar.
¿Puedo calentar la leche de almendras? Sí, puedes entibiar la leche de almendras, cuidando que la temperatura no supere de los 42°C, para que no se deterioren sus nutrientes más sensibles al calor (grasas saludables, enzimas y ciertas vitaminas). La forma de cuidar que la leche no sobrepase dicha temperatura es revolviendo constantemente y metiendo el dedo para chequear que esté bien. La temperatura de la leche no debe superar por mucho la de nuestro cuerpo.
¿Cuánto dura la leche si la conservo refrigerada? Las leches comienzan a oxidarse con mucha rapidez. Si la conservas en un recipiente de vidrio, bien tapada y refrigerada, probablemente te va a “durar” un día, pero no va a ser lo mismo que beberla recién preparada. Si te vas a dar el tiempo y el trabajo de prepararla, lo ideal sería beberla en el instante para aprovechar al máximo sus nutrientes.
¿Cuánta leche de almendras es recomendable tomar? Depende de cada persona, de su edad, de su dieta, de su estado de salud y de su estilo de vida en general. Si te preocupa, puedes consultar con un nutricionista
¿Por qué hay que filtrarlaNo es obligatorio. Es más que nada porque nuestro concepto de la leche es el de una bebida suave, y la leche de almendras sin filtrar queda bastante tosca o áspera, por decirlo de alguna manera. Por esta razón, y especialmente si es la primera vez que alguien la prueba, recomiendo que sea filtrada. Y si no quieres desperdiciar la pulpa, puedes utilizarla en otras preparaciones.
¿De qué manera puedo aprovechar la pulpa sobrante? Con la pulpa de almendra que quedan en el filtro, lo más fácil es condimentarla y comerla con tus ensaladas. Queda como una especie de pasta o salsa, dependiendo de la cantidad de agua que le agregues. También puedes usarla para la base de una tarta crudivegana, por ejemplo.
¿Cómo limpiar del filtro de paño? Te sugiero que lo laves inmediatamente, para evitar que desarrolle hongos (especialmente si el filtro tiene costuras). Yo lo lavo sólo con agua y lo dejo colgando encima del lavaplatos para que se seque.

Paulina Bentjerodt
 http://www.vegetarianoschile.cl


http://saikurecetas.blogspot.com.ar/Leche de Almendras Activadas
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada