TRUCOS DEL CHEF..



Pan duro o descongelado


Para rescatar un alimento tan socorrido como el pan, tienes que humedecerlo -que no mojarlo- con unas gotas de agua y esparcirlas bien por toda la barra. Precalienta el horno a 180º durante 10 minutos y cuando esté caliente, reduce la temperatura a 120º. Mete el pan en el horno, en la bandeja central, durante unos 10 ó 15 minutos y échale un vistazo de vez en cuando para que no se queme. Transcurrido el tiempo, debes darle la vuelta y esperar durante otros 10 minutos. Si el pan es troceado antes de introducirlo en el horno, se hará mejor por el centro y lo tendremos listo antes.


Las galletas que se nos han vuelto blandas, correosas y que están al borde de la muerte, también pueden ser revividas en el horno. Basta con que las pongas cinco minutos a 180º C y volverán a la vida, aunque por poco tiempo, ya que su frescura no durará mucho, por lo que recomendamos que se haga cuando se vayan a ser consumidas.

 Lechuga


Es muy común que cuando tenemos unos días la lechuga en el frigorífico, sus hojas dejen de estar frescas y crujientes, tornándose mustias y blandas. Si esta se ha puesto marrón y demasiado blanda, entonces ya no podrás revivirla, aunque podrías usarla como compost.
Si queremos revivir una cabeza entera de lechuga, primero tendremos que quitarle con el cuchillo la parte más seca del tallo -una octava parte aproximadamente-. Después sumergiremos el tallo en un recipiente con agua tibia durante una media hora, poniendo especial empeño en sumergir solo el tallo. Por último, mete la lechuga en la nevera y después de un par de horas sus hojas habrán vuelto a estar frescas.
Si lo que queremos es revivir hojas sueltas de lechuga, es tan fácil como llenar un recipiente con agua y añadirle hielos para que se enfríe. Cuando los hielos se hayan disuelto, introducimos las hojas de lechuga y las tenemos durante un minuto. Después, saca las hojas del agua con cuidado -debe quedar agua helada en las hojas- e introdúcelas en una bolsa de plástico cerrada por la parte de arriba, sin apretar el nudo. Coloca la bolsa en el frigorífico y después de tres horas las hojas habrán vuelto a su forma natural.

eco-inventos



Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

Salsa de arándanos:





Ingredientes
· 1 taza (200 g) azúcar
· 1 taza (255 mL) agua
· 4 tazas de arándanos frescos o congelados
· Opcional: pecanas, cáscara de naranja, pasas, canela, nuez moscada, etc
Instrucciones
1 Lavar e limpiar los arándanos. En una olla hervir el agua y azucar, removiendo hasta que el azúcar se disuelva. Adicionar los arándanos, volver a hervir. Reducir el calor y cocer por 10 minutos o hasta que los arándanos se rompan.
2 En este momento, añadir los ingredientes opcionales.
3 Retirar del fuego. Enfriar completamente en temperatura ambiente y después llevar al refrigerador. La salsa se hace más espesa cuando se enfría.

Hace 2 ¼ tazas de salsa sin ingredientes opcionales.


elrincondemara.









Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

MILANESAS DE BERENJENAS

mimundoespañol


Ingredientes:
  •  4 berenjenas
  • 100 g de harina para rebozar
  • 100 g de pan rallado
  • 1 manojo de perejil
  • 1/2 manojo de cebollino
  • 3 dientes de ajo
  • 50 ml de leche
  • Sal y pimienta (como te guste, mejor poca sal)
  • Aceite de oliva virgen extra para freír
  • Queso fundible (este no hace falta si no quieres)

Preparación:

Limpia las berenjenas con agua y luego córtalas en rebanadas de 1 centímetro más o menos. Que no te queden muy gruesas porque luego no queda bien.
Ponle sal y déjalas media hora. De esta forma conseguirás eliminar el sabor amargo de las berenjenas.
En esta media hora puedes aprovechar para limpiar el perejil, ajo y cebollino y picarlo todo bien. 
En el vaso de la batidora pon el pan rallado, el perejil, el cebollino, la leche y los ajos. Tritura todo hasta que quede como una pasta (no tiene que quedar muy espeso, si hace falta, pon un poco más de leche).
En otro plato pon la harina. 
Pasa las berenjenas bajo el grifo del agua y sécalas con papel de cocina.
Añade aceite en una sartén y caliéntalo. Este aceite te servirá para freír las berenjenas con harina. Pones la berenjena en harina y luego en el aceite. 
Cuando se dore la quitas y la pones sobre el papel para que absorba el aceite.
Ahora toca ponerlas en el horno. Enciende el grill y pon las berenjenas en una bandeja para horno. Pon la pasta del perejil en cada berenjena y añade el queso si quieres poner queso. 
Normalmente con unos 8-10 minutos ya hay suficiente pero es mejor que mires cuando las ves crujientes porque depende de cada berenjena.










Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 






LECHE DE ALMENDRAS.



Resultado de imagen para LECHE DE ALMENDRAS.



Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

MERMELADA DE NARANJA Y ZAPALLO (CALABAZA)









Resultado de imagen para MERMELADA DE NARANJA Y ZAPALLO (CALABAZA)

Ingredientes:
6 naranjas grandes
1 calabaza mediana (peso neto: 1 – 1
2 Kg.)
1 Kg. de azúcar o su reemplazo de otros endulzantes.
6 – 8 (según tamaño) tarros de mermelada con tapas “twist off” (de rosca)

Preparación:
Partir la calabaza en cuatro trozos, sacar las pepitas (secadas o tostadas están muy buenas en ensaladas o como aperitivo), pelar y cortar en trozos. Pelar la piel 3 naranjas finamente con un pelador de patatas y trocear la piel. Con un cuchillo, eliminar las partes blancas de las naranjas y desechar. Cortar la pulpa en trozos y echarlos junto con los trozos de calabaza y la piel troceada a un puchero. Añadir el azúcar y ponerlo todo a hervir. Aplastar la pulpa de la naranja con una paleta, hasta que haya soltado bastante zumo como para poder mezclarse con el azúcar y así evitar que el azúcar se queme. Llevar a ebullición y seguir hirviendo a fuego lento durante aproximadamente 1 hora removiendo de vez en cuando.

(Se pude acortar el tiempo de cocción, si se añade una cucharada de agar-agar a la mermelada ya triturada.)

Mientras tanto, lavar cuidadosamente los tarros de mermelada, dejar escurrir y ponerlos de pie encima de un paño húmedo. (eso evitara que los tarros estallen, cuando se vayan a llenar con mermelada.). Después de una hora de cocción mas o menos, apartar el puchero del fuego y triturar la mermelada con la “minipimer”. Tomar con una cucharita una prueba de la mermelada y dejar enfriar. Si una vez fría la mermelada de la cucharita muestra tener la densidad deseada, estará lista para guardar. En caso contrario seguir hirviendo (cuidado, que después de triturarla, ¡la mermelada se pega con gran facilidad y hay que remover a menudo!) hasta que la mermelada tenga la densidad deseada.

Llenar los tarros uno por uno hasta el borde con la mermelada hirviendo (¡no olvides que han de estar en contacto con un paño húmedo!) y cerrar enseguida fuertemente con las tapas. Poner los tarros “boca abajo” y dejar enfriar completamente antes de volver a darles la vuelta. Con este método se consigue que el aire que pueda quedar en los tarros, sea expulsado por la acción del peso de la mermelada sobre el aire. Los tarros preparados así, pueden conservarse (sin abrir) más de un año.

Pegar etiquetas en los tarros con la fecha y el contenido.

* Es mejor guardar la mermelada en la nevera una vez abierto un tarro, ya que al haber usado poco azúcar para su elaboración, la mermelada se puede echar a perder antes que las mermeladas comerciales, que llevan conservantes en su mayoría.





Gracias por leer, comentar y compartir las notas.




Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

BATIDO DIURÉTICO DE TÉ VERDE Y MELÓN


Resultado de imagen para BATIDO DIURÉTICO DE TÉ VERDE Y MELÓN
Para evitar subir de peso como consecuencia de la retención de líquidos, no hay nada mejor que prepararse un buen batido diurético. Una forma sencilla de hacerlo es mezclando el té verde con el melón.

La fusión del té verde con el melón se caracteriza por tener un exquisito sabor, a la vez que potencia las propiedades diuréticas que poseen ambos alimentos por separado.

La preparación de este batido es bastante sencilla. Primero se prepara la infusión de té verde bien caliente y se deja enfriar naturalmente. Mientras la bebida va alcanzando una temperatura ambiente, podemos ir pelando una tajada grande de melón.

La fruta y la bebida se baten hasta formar un licuado homogéneo, si la deseas mas dulce, añádele unas gotas de Estevia. Para conseguir efectos diuréticos tangibles, el batido ha de tomarse en ayunas diariamente.

Asimismo, este batido posee propiedades hidratantes y energéticas, que lo convierten en una bebida ideal para tomar en cualquier momento de día.





Gracias por leer, comentar y compartir las notas.




Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

LASAÑA VEGANA DE VERDURAS CASERA


Resultado de imagen para LASAÑA VEGANA DE VERDURAS CASERA


Ingredientes:

12 láminas de lasagna de espinacas
1 cebolla
1 pimiento rojo
1/2 calabacita
6 champiñones
salsa de tomate
1/2 l de caldo de verduras
harina de trigo
aceite
sal marina

Preparación:

Para preparar esta lasaña vegana utilizaremos , tres hornallas. En una ponemos una sartén con aceite y doramos la cebolla picada en trozos pequeños, cuando esté le añadimos el pimiento rojo picado también, la zanahoria cortada en rodajas, la calabacita, los champiñones y a los 3 minutos el tomate. Dejamos unos 3 minutos más y apartamos. Como lo hornearemos no hace falta que esté muy hecho.

En otra sartén añadimos caldo de verduras, en un principio con medio litro ya va bien, pero depende de las capas, y el recipiente donde se coloque la lasaña puede que no lo sea, así que cuanta mas bechamel vegana, mejor. Cuando esté más o menos caliente, comenzamos a añadir harina hasta que espese y apagamos el fuego.

En un olla calentamos agua hasta que hierva, después la colocamos en un recipiente y añadimos las láminas de lasagnas y dejamos que se ablanden un poco antes de colocarlas. Se ha de hacer al tiempo que se está colocando las diferentes capas de la lasagna vegana, no antes. ( hay algunas lasagnas que no se necesitan hervir y se ponen directamente )

Para acabar, en un recipiente para horno colocamos una capa de salsa con tomate, una capa de bechamel vegana y una láminas de lasagnas, así hasta que se nos acabe la salsa con tomate. La última capa que sea la bechamel vegana
Una vez acabada la colocamos en el horno unos 15 minutos





Gracias por leer, comentar y compartir las notas.




Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

EMPANADAS DE VERDURA


Resultado de imagen para EMPANADAS DE VERDURA


Ingredientes:

1 docena de tapas de empanada
Acelga
Espinaca
ajo
cebolla
caldo
pimiento rojo
pimiento amarillo adobo para pizza
aceite

Preparación:
En una olla rehogar la cebolla picada en cuadraditos los pimientos y el ajo con caldo un poco de aceite y cuando quede consistente verter la espinaca y acelga revolver dejar un ratito q se cocinen para que la verdura agarre mas gusto y armar las empanadas en una baneja al horno fuerte y esperar las empanaditas!!!!! espero les guste!





Gracias por leer, comentar y compartir las notas.




Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

Ensalada asada de pimientos y berenjenas



Resultado de imagen para Ensalada asada de pimientos y berenjenas


Ingredientes (4 personas):

4 tomates
2 berenjenas
4 cebollas
2 pimientos verdes
2 pimientos rojos
1 manojo de ajos tiernos
4 dientes de ajo
limón
Sal marina
Aceite

Paso 1: se ponen en una asadera las berenjenas, los tomates, cebollas, ajos tiernos y pimientos verdes y rojos.
Paso 2: se untan todas estas verduras con aceite y la ponemos al horno durante una hora. Las cebollas nos dirán si está o no está la ensalada asada. En el caso de que el resto de los ingredientes estuvieran ya bastante hechos, dejaríamos la cebolla sola en el horno un poco más.

Paso 3: Una vez asada, se pelan los pimientos, en caliente y se les quitan las semillas; también a los tomates.

Paso 4: En vez de trozos enteros, se puede hacer al estilo murciano: se corta todo en trozos pequeños, se mezcla y se dispone en una fuente, echando por encima los ajos crudos troceados, el aceite, un poco de limón y sal.

Se acompaña muy bien con arroz o puré de papas .






Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

Ñoquis de papas.



Resultado de imagen para Ñoquis de papas.







Se cocina un kilo de papas y se hace un puré.
Se le añaden 300 gramos de tofu bien desmenuzada y se mezcla todo muy bien.
Se condimenta con sal y pimienta y nuez moscada.
Se pasa la mezcla por harina y se arman los ñoquis.


Se comen con una salsa liviana de tomates, morrón y cebolla, todo cubierto por una capa de queso vegetal rallado grueso






Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

Manzanas rellenas asadas





Ingredientes (4 personas):

4 manzanas ( de las verdes mejor)
50 g de pasas de Corinto
4 cucharaditas de aceite,
cuatro cucharaditas de miel
una pizca de canela
una pizca de clavo
una pizca de comino
el jugo de una naranja

Pasos para el Manzanas rellenas asadas:

Paso 1: En un cuenco, verter las pasas picadas, la miel y las especias y batir bien.

Paso 2: Quitar el corazón a las manzanas e introducir una cucharadita de aceite (este paso se puede obviar).

Paso 3: Colocar las manzanas en una fuente de horno y rellenarlas con la preparación de las pasas.

Paso 4: Verter por encima el jugo de naranja y hornear en el horno precalentado durante 45 minutos a 180°.

Paso 5: Servir calientes.

las manzanas conservan las propiedadess ya cocidas y para el estómago de muchas personas van mejor.

se pueden rellenar de muchas maneras, con el dulce que prefieren o solo con miel de caña, con nueces, almendras, todo le va muy bien





Gracias por leer, comentar y compartir las notas.




Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.