PIZZA CRUDIVEGANA DE ESPINACAS Y TOMATES SECOS



Este es el resultado de mi primer experimento con las masas crudas. En este caso, al triturar las semillas de lino junto con los demás ingredientes se unifican mejor los sabores y queda una textura más suave y uniforme. Aún así, la receta está abierta a nuevas incorporaciones, tanto para mejorar el sabor, hacerlo más intenso o buscar nuevos platos, panes, empanadas, galletas...

A simple vista parece una receta muy laboriosa, pero en verdad sólo hay que tener paciencia y esperar a que el Agua y el Sol hagan su trabajo.

Ingredientes para la masa cruda:
60 gramos de semillas de lino
1 vaso de agua
1 cucharadita de ajo en polvo
1 cucharadita de cebolla en polvo
Sal

Ingredientes para el queso crudo:
50 gramos de nueces de macadamia crudas
1 cucharadita de levadura de cerveza
1 cucharada de zumo de limón
Sal
Pimienta
Aceite de oliva

Ingredientes para la pizza:
1 tomate maduro
1 puñado de hojas de espinacas tiernas
1/4 de cebolla tierna
3 tomates secos
Aceite de oliva
Albahaca seca


Elaboración:
Primero comenzaremos haciendo la masa para la pizza. Ponemos las semillas de lino en remojo en un vaso de agua de 6 a 12 horas. Las escurrimos y las ponemos en la picadora junto a la cebolla y el ajo en polvo y la pizca de sal. Trituramos todo bien y disponemos la crema resultante sobre papel vegetal, aplastándola bien fina con una cuchara de madera, casi hasta que llegue a transparentarse. Puedes darle forma circular a la masa o rectangular, como desees. Ponemos la preparación al sol directo. En aproximadamente 5 horas podrás dar la vuelta a la masa con facilidad. Deja que se termine de secar por la otra cara, sin que se llegue a endurecer demasiado. Ya está preparada la masa cruda para la pizza.

Pasamos a elaborar el queso crudo. Ponemos durante aproximadamente una hora las nueces de macadamia en remojo, para que se hidraten. Después las escurrimos y mezclamos con el resto de ingredientes en la batidora, probando y rectificando la sal. Reservamos el queso.

Una vez terminado lo más laborioso (masa y queso) pasamos a añadir ingredientes a la pizza. Partimos un tomate maduro por la mitad y restregamos toda su pulpa por encima de la masa. A continuación vamos agregando con la ayuda de una cuchara el queso cremoso de nueces. Añadimos las espinacas y los tomates secos cortados en trocitos pequeños. Terminamos agregando un chorro de aceite de oliva y albahaca seca.

http://amanida-animada.blogspot.com.ar/



http://saikurecetas.blogspot.com.ar/PIZZA CRUDIVEGANA DE ESPINACAS Y TOMATES SECOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada