Preparaciones con CHÏA.




La semilla de Chía puede ser ingerida en variadas formas, puede ser consumida como gel, dejándola remojar la semilla en un vaso con agua 30 minutos o más antes de consumir (idealmente agua hervida fría o mineral ya que el exceso de cloro puede destruir las propiedades). Las semillas absorberán el líquido y formaran una gelatina, mezcle bien, ésta puede ser almacenada refrigerada por 30 días para su consumo; es posible combinarla con cualquier alimento o líquido [13]. Se puede mezclar en jugos naturales, leche, yogurt, como aderezo para ensaladas, salsas, sopas, cremas, verduras, budines u omelettes, postres, panes, o como su creatividad le sugiera o en el alimento que se prefiera siempre y cuando este molida, la mejor ventaja de la semilla de chía molida es la instantánea, ya que tiene mejor absorción por parte del organismo, y se aprovechan mejor las propiedades [4].

Se puede tritura o moler para que se haga polvo o consumir entera:

1.- Semilla de chía entera: En un vaso de agua, jugos naturales, leche o yogurt, remojar por 30 minutos, hasta la formación de gel o mucílago, revolver antes de ingerir.

2.- Semilla de chía molida: Es instantánea, no requiere remojo previo y se absorbe con mayor rapidez en el organismo. La semilla molida o triturada es la que tiene toda la fibra, en cambio la harina de semilla, pierde la fibra y varias de sus propiedades.

3.- Existe una presentación de un aceite esencial de chía: El aceite de chía se convierte en una nueva fuente natural de ácidos grasos esenciales, especialmente de Omega-3. Tiene además un alto contenido de ácido linolénico, dándole un marcado efecto cardioprotector [4]. Cuidado, este no es comercializado en México, ni se acostumbra por la población, únicamente lo menciono para conocer un uso no tradicional.

4.- Preparación de la chía en agua fresca:


Ingredientes:
Una taza de semillas de chía.
Dos litros de agua.
Un tercio de taza de jugo de limón.
Una taza de azúcar.

Procedimiento: Se deja a remojar la chía en una taza de agua durante 2 o 3 horas, o hasta que esponje y suelte mucílago. En 2 litros de agua se vierte el jugo de limón y se disuelve el azúcar ya disuelta. Se agrega la chía remojada, se mezcla bien. Se sirve fría.
5.- Otra forma de preparar el agua es la siguiente:

Agua de limones con apio y con chía.


Ingredientes:
Taza de tallos de apio limpios y rebanados.
Cuatro limones en cuartos, sin semilla.
Una ramita de hojas de menta o hierbabuena.
Uno y medio litro de agua.
Media taza de semilla de chía.
Una taza de azúcar.
Hielo al gusto.
Cinco limones.

Procedimiento: Muela los apios en la licuadora, mezcle el agua con el azúcar, una vez que esté bien disuelto, exprima los limones colando el jugo, que no haya huesos, y agregue la semilla de chía, revuelva todo muy bien, decore con las ramas de hierbabuena o menta. [15]

Toxicidad

No se conocen componentes tóxicos en ella; y no se encontraron registros sobre intoxicaciones y efectos indeseables en personas





PARA UN DESAYUNO ENERGÉTICO.
2 cucharadas de chía
- 1 taza de leche vegetal (almendras, alpiste, sésamo, semillas de zapallo, semillas de maravilla, etc.)
- Miel, estevia, agave o cualquier endulzante natural que te guste.

Esta es la mezcla básica, porque después se le puede agregar algunos o varios de los siguientes ingredientes:
- rodajas de plátano
- arándanos, frambuesas o berries en general.
- manzanas
- maca
- cacao en polvo
- coco rallado
- espirulina
- canela
- etc.!



http://saikurecetas.blogspot.com.ar/




SAIKU





Todo lo que compartan de este blog, deberá tenernos como fuente, además de las que adjuntamos,  como reconocimiento a nuestro trabajo de búsqueda y selección.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada