CONFITURA DE DIENTE DE LEÓN




Otra manera fabulosa de aprovecharnos de los increíbles beneficios de esta planta es realizando una confitura natural a partir de sus flores.
  1. Para ello usaremos las flores amarillas, procurando quitar las hojitas pequeñas que la rodean y quedarnos solo con los pétalos. Luego, estos se cubren de agua completamente y se ponen a hervir en una cacerola abierta durante unos 20 minutos. 
  2. Cuando lo tengamos dejamos reposar varias horas, o incluso toda una noche, para posteriormente filtrar y utilizar el líquido. 
  3. A la cantidad de líquido que hemos obtenido se le añade la misma cantidad de azúcar y el zumo de dos limones, para volver a hervir en una cacerola abierta hasta obtener la densidad deseada (como una mermelada normal). 
  4. Después vertemos el líquido espeso obtenido en frascos, previamente hervidos, que cerraremos herméticamente para, una vez fríos, disfrutar de nuestra deliciosa confitura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario