SALSA DE TOMATE CASERA


Resultado de imagen para tomate frito casero



1 kg de tomates maduros, 1 ajo (opcional), 1 guindilla (opcional),
aceite de oliva, sal y azúcar.

Pela los tomates, córtalos a la mitad y quítales las pepitas. Pícalos
muy menudos, o pásalos por un pasapurés. En una sartén o cazuela
pon a calentar a fuego bajo dos cucharadas de aceite de oliva.
Pela el ajo y dóralo entero en ese aceite. Si te gusta el picante, echa
también la guindilla. Añade los tomates, un poco de sal y una pizca
de azúcar, que elimina el exceso de acidez. Sube el fuego hasta que
empiece a hervir todo, tapa y baja a fuego lento. Deja freir así unos
20-30 minutos, removiendo de vez en cuando con una cuchara de
madera. Cuando veas que se va espesando, corrige de sal, retira el
ajo y la guindilla, y listo.


                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario