PAN PITA VEGANO



El pan pita junto al chapati, naan, laffa y muchos otros más, pertenece a un grupo de panes denominado como panes planos, pero la característica principal que diferencia al pita de los demás, es una miga escasa con una corteza blanda que fácilmente se puede abrir formando un bolsillo o bolsa para ser rellenado.
El uso principal de estos panes era no solamente como fuente de alimento, sino que también con un sentido utilitario. Los cubiertos recién comenzaron a ser utilizados en la edad media y antes de eso el único método para recoger los alimentos era usando trozos de panes. Esta antigua forma de comer persiste aún hoy en día en muchos países, incluso en América con las tortillas, que también es un tipo de pan plano.
La preparación de este pan quizás una de las más fáciles, pero esa sencillez es parte de la magia que ocurre cuando ante sus ojos estos panes comienzan a llenarse de aire mientras se cocinan al calor.
Lo que me apasiona de este tipo de alimentos, con un origen tan lejano a nuestra cultura, es que nos hacen viajar con sus sabores y texturas, ese viaje espero sea suficiente motivación para que lo preparen en sus casas.
Ingredientes (8 panes)
Harina panadera 400 grs.
Agua tibia 160 grs.
Levadura fresca 8 grs, si es seca 3 grs.
Sal 8 grs.
Aceite de oliva 10 grs.
Primero vamos a hacer un prefermento ocupando 16o gramos de harina, esto es aproximadamente una taza, pero como siempre recomiendo en los talleres, es mejor usar una pesa. El concepto de taza es tan relativo que inevitablemente puede llevar a errores.
Entonces, hacemos el prefermento ocupando 160 gramos de harina, toda la levadura y 140 gramos de agua tibia. Se que parece extraño dejar tan pequeña cantidad de agua fuera, pero recuerden que es la forma que tenemos de evitar agregar más harina de lo que la receta pide. Solamente si es necesario ocuparemos el total de agua. Con todos estos ingredientes dentro de una fuente y con la ayuda de una espátula o cuchara de palo mezclamos bien hasta conseguir una masa líquida. Tapa con un paño seco y limpio  y deja reposar por 30 minutos como mínimo, si por algún motivo no puedes seguir haciendo el pan, puedes envolver con papel plástico o traspasar a una fuente con tapa y dejar en el refrigerador hasta por dos días.
Pasado los 30 minutos de espera, notaras como el fermento está lleno de burbujas, y con una consistencia diferente. Ahora agregamos los 240 grs de harina restantes, los 8 grs de sal y los 10 grs de aceite de oliva. Con una mano afirmas la fuente y con la otra vas mezclando todo lo mejor que puedas para luego pasar la masa a una superficie de trabajo limpia y continuar amasando hasta lograr que toda la harina esté incorporada, si es necesario agrega los 20 grs de agua que reservamos.
Amasa por unos 10 minutos o hasta que la masa esté lisa y suave al tacto, debe pegarse ligeramente a tus manos, eso está bien, no agregues más harina. Un buen pan tiene que tener una buena cantidad de agua, y es verdad que el pita puede parecer un pan bastante simple, pero no por eso vamos a dejar de lado un buen sabor no?
Coloca la masa en una fuente con unas gotas de aceite en el fondo y agrega un par de gotas extras en la superficie, esto evitará que la masa genere durezas o costras mientras la dejamos leudar.
Lo que buscamos ahora, es que la masa crezca al doble de su tamaño, lo que puede tardar más de dos horas si es un día frio o menos si es que es un día más cálido.
El uso de levadura, y esto es en general para todos los panes, depende mucho del clima, si realmente hace mucho frio puedes agregar uno a dos gramitos más, en cambio si estamos en pleno verano, usamos menos. Lo ideal es siempre usar menos, por lo que desconfía de esas recetas que usan un sobre completo para medio kilo de harina, ya que acelerar el leudado resulta en un pan que se pondrá duro rápidamente.
Pasado el tiempo de leudado, vuelca la masa sobre una superficie limpia y ligeramente enharinada, con las manos comienza a estirarla, sacando el aire acumulado hasta formar un rectángulo de  aproximadamente medio centímetro de espesor.
Divide en 4 partes trazando una línea al centro en forma horizontal y luego vertical. Obtendrás cuatro trozos que cortaras por la mitad para obtener un total de 8 piezas de masa.
Toma un trozo de masa y lleva cada una de las puntas al centro, y luego amasa con una mano para formar una bola, repite el proceso con cada uno de los trozos teniendo la precaución de dejarlos sobre una superficie con harina para que no se peguen.
Ahora, con un uslero también enharinado estira cada bola hasta dejarlas redondas y de 2 milímetros de espesor. Cúbrelas con un paño de tela lisa y déjalos reposar unos 20 minutos.
Pasado los 20 minutos, prende un sartén anti adherente a fuego medio alto, cuando esté bien caliente y justo antes de colocar los panes distribuye con un trozo de papel un par de gotas de aceite de oliva sobre el sartén. Dobla varias veces el papel para que quede grueso y así evitar quemarte.
Dependiendo del tamaño del sartén puedes colocar 2 a 3 pitas a la vez.
El secreto para conseguir las bolsas de aire es dar vuelta las masas a los pocos segundos de colocados en el sartén, por lado y lado, hasta que se vea un ligero tostado, luego aumentas el tiempo a 30 segundos por cada lado. En alguna de esas vueltas notaras como comienzan a inflarse por completo, sigue dando vuelta para que se quemen y cuando notes que están doradas por ambos lados será el momento de sacarlas y déjalas en una panera cubierta con un paño para conserven el calor. No les saques el aire a la fuerza, lo irán perdiendo solo y ten cuidado al manipularlos cuando estén recién hechos porque el aire dentro de cada pan estará muy caliente.
Repite el proceso hasta que estén listas.
Puedes buscar en el blog la receta de hummus y de paté de aceitunas, con ambos quedará muy bien, pero también puedes abrir uno de sus lados, generando ese “bolsillo” característico y rellenar con lo que se te ocurra.


http://www.panbatido.com/

PAN INTEGRAL DE AVENA Y SEMILLAS




Ingredientes.
1 taza de avena entera.
2 tazas de harina integral.
2 cucharaditas de levadura en polvo.
1 taza de agua tibia.
1/4 taza de aceite de oliva.
1/2 cucharadita de azúcar.
1 cucharadita de sal.
4 cucharadas de semillas a tu elección, yo usé sésamo blanco y linaza.

Primero debemos hacer harina de avena, para eso la pulverizamos con una licuadora, con un 1 minuto a máxima velocidad bastará.
Ahora seguimos con el procedimiento habitual cada vez que hacemos pan.
En una taza de agua tibia mezcla la levadura seca con el azúcar, y dejamos a un lado para preparar los ingredientes secos.
En una fuente o bowl agrega la harina de avena recién preparada, también la harina integral, la sal y las semillas, mezcla todo muy bien y en el centro de la mezcla agrega el aceite de oliva y por último la taza de agua con la levadura y el azúcar.
Mezcla bien un minuto con un mezquino o cuchara de palo y luego con las manos enharinadas comienza a trabajar la masa en forma envolvente hasta que en la fuente no queden rastros de harina. Tapa con un paño limpio y deja leudar la masa por 1 hora como mínimo.

Luego, con nuestra mesa de trabajo muy limpia, espolvoreamos harina para trabajar la masa y que no se pegue.
Aplana primero con las manos y luego con un uslero también enharinado hasta formar un disco de unos 2 a 3 cms. de espesor. Coloca con cuidado sobre una bandeja para horno con un poco de harina y espolvorea un poco más sobre la masa. Ahora con un buen cuchillo divide por la mitad en sentido horizontal y luego nuevamente en sentido vertical, con esto tenemos 4 porciones, divide nuevamente hasta generar 8 porciones de pan. 1 para cada día de la semana y la extra es para probar golosamente cuando esté listo. Deja en el horno a fuego medio (180°) por 30 minutos, deja enfriar y disfruta. La mejor forma de conservarlo fresco es en bolsas de papel, al 4to o 5to día quizás sea necesario usar el tostador, mucho más rico no?



http://www.panbatido.com/

BROTES DE LENTEJAS, FRESCAS Y LLENAS DE NUTRIENTES…




Las lentejas ayudan a limpiar y estimular los riñones y el sistema adrenal, fortalecer el corazón y la circulación y aumentar la energía y la vitalidad. Cuando las lentejas estén germinados, los nutrientes se vuelven más fáciles de digerir, y después de sólo 3-4 días de germinación, su fibra soluble, la cual ayuda a reducir el colesterol LDL, presión arterial, azúcar en la sangre y regular los niveles de insulina, aumenta un 300 por ciento!

El proceso de germinación es muy fácil, y aunque hoy en día estamos hablando de brotes de lenteja, puede utilizar este proceso para brotar muchas otras semillas y legumbres (alfalfa, trébol, remolacha, garbanzo, lentejas, girasol). Todos ellos tienen sabores muy únicos y maravillosos, pero en este momento es el turno de las lentejas.

Puede elegir cualquier variedad de lentejas, bien sea marrón, verde o roja, pero sólo asegúrese de que están sanos. Lo primero, es colocar una taza de lentejas en un recipiente ancho o plato para revisarlos y retirar las piedras o granos dañados. Luego enjuagar muy bien con agua fría y colóquelas en un tazón grande con agua a remojo durante la noche (8-12 horas).

A la mañana siguiente sus granos serán grandes y regordetes. Puede filtrar el exceso de agua, lavar y colar de nuevo y luego transferir las semillas en un recipiente grande y llenarlo no más de 1/3 de modo que las semillas tengan espacio suficiente para el crecimiento.

Ahora, cubra la abertura del frasco con un poco de gasa y se mantienen en su lugar con una banda elástica ajustada. Para los próximos días, todo lo que tienes que hacer es lavar las semillas con agua fresca llenando el vaso y drenaje a través de la estopilla dos veces al día.

Después de cada lavado, dar el tarro una firma pocas sacudidas y se vuelca a obtener toda el agua de allí, de tal manera que quede húmedo, no exceso de agua donde se pueden acumular y potencialmente estropear sus retoños. Si usted comienza a notar cualquier baba, acaba de dar un enjuague extra y sacar todo.

Después de 24 horas en el frasco, usted comenzará a ver los granos se abren y pueden incluso ver algunas colas formando. Hemos de tener el control del crecimiento lentejas y mantener dándoles los enjuagues frescas + drenaje durante 4-5 días. Una vez que la hoja verde asoma y comienza a desarrollarse, ya están listos para la cosecha.

Se dará cuenta de que van a estar muy apretados en el frasco, por lo que tendrá que usar un poco de fuerza para sacarlos. Puede usar pinzas y agarrarlos desde lo más abajo posible.

Una vez que están fuera del tarro, póngalos en un colador y dele un último aclarado y agitar. Entonces alinear un recipiente hermético con un par de toallas de papel y repartirlos uniformemente a través de la parte inferior. Se quedarán bien así en la nevera durante una semana más o menos. Si usted ha brotado mucho más de lo que puedes comer, almacénelas por raciones, en bolsas de plástico llenas de toallas de papel.


LAS PODEMOS CONSUMIR.

SOPAS O ENSALADAS: Lechuga, rúcula, tomates rosados verdes, aguacate, pepino, brotes de lenteja.

PLATOS SALTEADOS: Germinados de lentejas salteadas en aceite de sésamo, ajo y tamari. Se sirve con espinacas y arroz  y cubierto con semillas de sésamo.

SPREADS Y SALSAS: Por ejemplo, puré de aguacate y germinados de lentejas con jugo de limón, cebolla , sal, pimienta, ají picanyey cubierto con brotes adicionales y  cebollitas.

También son un elemento crujiente fantástico en sándwiches o incluso en pizza. Independientemente de cómo comer, creo que vale la pena hacerlo aunque sea sólo para añadir un poco más de verde a tu comida. Pruébelo y disfrute su cosecha…

: Honest Fare




Si te ha interesado este artículo, compártelo para sí ayudar a más personas. 
Y si tienes algo que comentar, no dudes de hacerlo
http://saikurecetas.blogspot.com.ar/



SAIKU

 Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.


PASTA CAPRESE




Para esta preparación herví el paquete de fideos que más te guste. Cortá 1 tomate en cubos y mezclalo con hojas de albahca y lonjas de queso mozzarella (para mozzarella vegana ver recetas ) y luego rocialo con aceite de oliva. Servilo todo junto y listo!









ttp://saikurecetas.blogspot.com.ar/



SAIKU

Pan de calabaza con especias



pan de calabaza, pan de calabaza y especias
savoir faire

Ingredientes
– 2-2 / 3 tazas de harina de espelta ( de trigo integral  también funciona)
– 1 taza de puré de calabaza ( asegúrate de escurrir el exceso de agua )
– 3/4 de taza de agua
– 2 cucharadas de kéfir ( u otro probiótico tal como Kombucha, vinagre de sidra de manzana crudo o jugo de limón)
– 1/2 taza de aceite 
– 3/4 a 1 taza azúcar rubia
– 2 sustitutos de huevos
– 1/2 cucharadita de clavo de olor
– 1/2  cucharadita de nuez moscada
– 1/2  cucharadita de canela
– 1/2  cucharadita de jengibre
– 3/4 de cucharadita de Sal marina
– 1-1 / 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio
– 1/4  de cucharadita de polvo para hornear
– 1 taza de pasas (opcional)
– 1 taza de nueces picadas  (opcional)
Procedimiento:
Combina la harina, la calabaza, el agua, y el kéfir en un tazón. Mezclar bien. Tapar y dejar reposar a temperatura ambiente durante un mínimo de 7 horas.
Cuando esté listo para hornear, precalentar el horno a 350 grados Fahrenheit (180°C). Aceitar dos  moldes para pan. 
Destapa el recipiente con la mezcla. Agregar los demás ingredientes (excepto las pasas y nueces), y mezclar bien. A continuación, añadir las pasas y nueces .
Divide la mezcla entre los 2 moldes para pan. Hornear durante 30 a 45 minutos, hasta que estén doradas y un palillo salga bastante limpio. 
Dejar enfriar sobre una rejilla durante unos 15 minutos antes de sacarlo de la bandeja de pan. Dejar enfriar completamente antes de rebanar, para que no se desarmen.
Dejar en remojo la mezcla de harina con el probiótico es uno de los métodos de preparación más nutritivos, digeribles y da un horneado más suave y saludable.
con cambios del original de la Vida Lúcida 

Si te ha interesado este artículo, compártelo !!!!

Y si tienes algo que comentar, no dudes de hacerlo
http://saikurecetas.blogspot.com.ar/



SAIKU




 Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

CALABACINES A LA PARMESANA

Al horno parmesano calabacín -, calabacines tiernos Crisp pega horno-asado a la perfección.  Es saludable, nutritiva y completamente adictivo!
mndelicious.net/


Se cortan los calabacines como se ven en la foto.
Se los pone  sobre una placa aceitada precalentada  se los rocía con una mezcla consistente en queso rallado a elección, orégano, ajo picado o en polvo,pimienta negra, sal marinaa y por último con aceite de oliva.
Y se los hornea durante 15m a fuego fuerte hasta que estén dorados y crujientes.


Al horno parmesano calabacín -, calabacines tiernos Crisp pega horno-asado a la perfección.  Es saludable, nutritiva y completamente adictivo!
mndelicious.net/


Al horno parmesano calabacín -, calabacines tiernos Crisp pega horno-asado a la perfección.  Es saludable, nutritiva y completamente adictivo!
mndelicious.net/


Si te ha interesado este artículo, compártelo !!!!

Y si tienes algo que comentar, no dudes de hacerlo
http://saikurecetas.blogspot.com.ar/



SAIKU

 Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha. 

Tortilla de papas vegana.





Pelar 5 papas medianas y cortarlas en rodajas de medio centímetro de grosor.

Cortar en 4 partes cada una de las rodajas.

Pelar una cebolla grande y cortarla en trocitos pequeños.

En una sartén añadir aceite y calentar, más o menos un dedo de aceite para que cubra hasta la mitad las papas. cuando el aceite esté caliente añadir las patatas y la cebolla a la vez.

Mientras se van cociendo durante 10 minutos, pelar 3 ajos y cortarlos en trocitos pequeños. añadir los ajos a las papas y la cebolla y dejar freír durante 10 minutos más a fuego fuerte. hay que ir removiendo para que las patatas se doren por ambos lados, pero con cuidado para que no se rompan. añadir sal al gusto.

Mientras las papas y la cebolla se cuecen, mezclar 1 vaso de agua con 4 cucharadas de harina de maiz o cualquier rebozador añadir una pizca de sal y batir.Esta mezcla tiene que quedar líquida, y en vez de agua se puede hacer con alguna leche vegetal que no sea muy dulce.


Cuando las papas ya estén en su punto retirar del fuego y ponerlas en un colador para que se desprendan del aceite sobrante ( deben conservar su forma y no quedar demasiado blandas).

Cuando estén bien escurridas del aceite sobrante, añadirlas progresivamente a la mezcla líquida de agua con harina. remover con cuidado para que se mezcle con la papa y la cebolla.

Calentar una sartén con un poquito de aceite, lo justo para que la tortilla no se pegue, y añadir la mezcla, poner a fuego fuerte durante 3 minutos, no remover pero si es importante mover la sartén para que la tortilla no se pegue. con un plato del tamaño de la sartén, poner encima y voltear para darle la vuelta a la tortilla. con cuidado, deslizar la tortilla del plato de nuevo en la sartén, y esperar otros 3 minutos a fuego fuerte. luego bajar el fuego al mínimo, y esperar 5 minutos más para que la tortilla se cueza por dentro, darle otra vuelta, y dejar cocer otros 5 minutos más.

UNA FORMA MÁS SANA ES HACIÉNDOLAS CON PAPAS HERVIDAS,LAS FRITURAS NO SON RECOMENDABLES y si las vamos a hacer lo mejor es en luna nueva, ya que no nos afectará tanto.



SAIKU


Gracias por leer, comentar y compartir las notas.



Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha

Croquetas de calabacín y zanahoria veganas sin gluten


croquetas de calabacín y zanahoria vegana

Porciones: 4
Ingredientes
  • 1 1/2 tazas de calabacín, finamente rallados
  • 1 1/2 tazas de zanahoria, finamente ralladas
  • 1 cucharadita de aceite (de semilla de uva, aceite de oliva o de coco)
  • 2 cebollines finamente picados
  • ¼ cucharadita de pimentón
  • 2 cucharadas de almidón de patata o maíz
  • 1 taza de harina de almendras o de coco
  • ½ cucharada de levadura nutricional o ¼ taza de queso vegano (opcional)
  • sal marina y pimienta negra al gusto
Preparación
  1. Precalienta el horno a 200 ° C (400° F) y prepara dos bandejas planas con papel encerado.
  2. Coloca el calabacín y zanahoria finamente rallados sobre un paño de cocina limpio y seco. Espolvoréalos con sal, la sal ayuda a extraer el exceso de humedad. Deja reposar durante 10 minutos.
  3. Mientras están reposando, sofríe la cebolla en el aceite hasta que esté transparente y reserva.
  4. Pon el calabacín y la zanahoria en un paño para ser exprimidos (un paño que se utiliza para hacer quesos es bueno). Una vez enrollados, aplica presión para obtener el exceso de humedad de los dos.
  5. Mezcla el calabacín, zanahoria, cebolla, levadura nutricional, pimentón, el almidón y ½ taza de harina de almendra. Mezclar con las manos hasta que la mezcla esté espesa y húmeda. Añadir más harina de almendra según sea necesario para obtener una consistencia que se mantendrá unida – la consistencia variará en función del contenido de humedad de los calabacines. Prueba la mezcla y ajuste la sazón si es necesario.
  6. Haz las tortitas y colócalas suficientemente separadas para que no se toquen en las bandejas.
  7. Opcional: Tira las croquetas en harina de almendra extra para un toque adicional. Rocía ligeramente cada croqueta con aceite para ayudar a que queden crujientes en el horno.
  8. Hornea por 10 minutos o hasta que comiencen a dorarse. Voltear y cocer otros 10 minutos o hasta que estén doradas por todas partes.
  9. Dejar enfriar unos minutos antes de retirar de las bandejas.
Almacenamiento: Congela las croquetas en una bandeja. Una vez congeladas guardar en un recipiente hermético o bolsa de plástico con cierre hermético. Para recalentar, coloca en una bandeja con papel encerado mientras siguen congeladas y cocer durante 15-20 minutos o hasta que estén crujientes.
Redacción de Vida Lúcida



SAIKU

PANQUEQUES VEGANOS DE AVENA

Panquecas de avena




Ingredientes:
1/2 taza de leche vegetal
1/2 taza de avena en hojuelas
Harina  (para espesar si está muy líquida)
1 pizca de sal marina
un chorrito de soda
Stevia o el endulzante que usesPreparación: Mezclar en un recipiente todos los ingredientes con un batidor
hasta que quede una mezcla más o menos espesa, si por el contrario está muy líquida puedes espesar con un poco de harina a elección. En una sartén con un poquito de aceite vegetal, agregar la primera porción, expandir del centro hacia afuera y dejar cocinar a fuego medio bajo. Cuando no veas humedad por arriba es hora de voltearl y dorar por el lado contrario.

Puedes acompañarlo con frutas y o mermeladas.



SAIKU

Receta milanesas de avena vegetarianas



Ingredientes:

3 tazas de salvado de avena
2 tazas de harina integral fina
1 taza ricota o en caso de hacerlo vegano okara  o requesom vegano
3 cucharitas de provenzal
1 cucharadita de ají molido
Sal
pan rallado

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes tratando de lograr una masa compacta agregando harina integral o agua, si es necesario, hasta lograr el punto deseado.
En la mesada, estira con el palo y corta con el cuchillo las milanesas del tamaño que se desee.
y pasar por pan rallado
Untar con aceite una fuente para horno y colocar las milanesas.


milanesas-de-avena


http://www.recericas.com.ar/





http://saikurecetas.blogspot.com.ar/

BOCADILLOS DE QUINOA CON SABOR A PIZZA.



hoycomemosano

Ingredientes
  • - 2 tazas de quinoa cocida
  • - 2 huevos grandes
  • - 1 taza de tomates cherry picados
  • - 1 taza de cebolla picada
  • - 2 tazas de mozzarella en hebras
  • - 1 cucharadita de ajo molido
  • - ½ taza de albahaca fresca picada
  • - 1 cucharadita de paprika
  • - 1 cucharadita de orégano seco y picado






Instrucciones
1. Precalienta el horno a 180°c.
2. Mezcla todos los ingredientes en un recipiente mediano.
3. Unta con una gota de aceite una bandeja para muffins, y distribuye la mezcla en cada orificio. Presiona un poco para compactar.
4. Cocina entre 15 y 20 minutos.
5. Deja que los bocadillos se enfríen por completo antes de sacarlos de la bandeja. Puedes servirlos solos o acompañarlos con alguna salsa, como la que normalmente usarías para cubrir una pizza.




Gracias por leer, comentar y compartir las notas.


Puedes suscribirte de forma gratuita a nuestro blog y recibir todas las publicaciones en tu correo. Sólo tienes que poner tu dirección de e-mail en el gadget de la derecha.

Croquetas de Zanahoria

Receta Vegana Vegetariana de Croquetas de Zanahoria


Ingredientes

  • 2 Zanahorias
  • 1 Chile Dulce Rojo (Pimentón Rojo)
  • 1 Cebollín
  • 5 Cucharadas de Harina de Garbanzo
  • Pan Rallado
  • Aceite Vegetal
  • Pimienta
  • Curry
  • Sal

Preparación

Comenzaremos esta nueva idea de recetas vegetarianas rallando la zanahoria, picando en corte tipo juliana el cebollín y en el mismo estilo el chile dulce. Luego en un sartén con aceite saltear todo esto y agregar los condimentos, o sea, la pimienta, el curry y sal a gusto. Mantener esta preparación.

Ahora en un recipiente mezclar la harina de garbanzo con agua, hasta obtener una consistencia similar a la del huevo batido.
Ahora para darle más forma a nuestras croquetas de zanahoria iremos tomando nuestra preparación previamente cocinada en el sartén, haremos unas bolitas ovaladas (como muestra la imagen de la receta) y las sumergiremos en el batido de harina de garbanzo y luego en pan rallado.

Freír cada croqueta en aceite vegetal caliente hasta que estén bien doradas.
Colocar en papel absorbente y luego servir con el acompañamiento que desees, desde solo ensaladas, hasta arroz o puré de patatas.

http://www.vegrecetas.com/


ttp://saikurecetas.blogspot.com.ar/



SAIKU