Mascarillas para tu rostro con solo 2 ingredientes

1. Miel + jugo de limón

Esta mezcla dejará tu piel más limpia, liberándola de impurezas. La miel por su parte tiene proteínas que contribuyen a la regeneración de la piel y el limón tiene alto contenido de vitamina C que ayudaa combatir padecimientos como el acné. Juntos cuentan con propiedades antibacterianas que ayudan a mantener una piel saludable.
Preparación:
  • Mezcla el jugo de un limón con dos cucharadas de miel.
  • Aplica por todo el rostro lavado evitando el contorno de tus ojos y deja reposar por 15 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia para limpiar la mascarilla y, para terminar, moja una toalla en agua fría y da pequeños toques para cerrar los poros.

2. Leche + jugo de tomate

La leche de vaca contiene proteínas que, aplicándose de manera tópica, contribuyen a la hidratación de la piel y también aporta propiedades antibacterianas. El tomate sirve también para limpiar la piel, desvanecer manchas e incluso calmar quemaduras ocasionadas por el sol, dando una sensación fresca.
Preparación:
  • Extrae el zumo de un tomate maduro y mezcla con 1/4 de taza de leche. Debe quedar una pasta espesa.
  • Limpia tu cara como de costumbre y, después de secar, aplica la mascarilla por todo tu rostro evitando el contorno de tus ojos.
  • Deja pasar 15 minutos y retírala con agua tibia.
  • 3. Miel + canela

    Aunque más bien suena como un postre muy sencillo, esta mascarilla cuenta con los beneficios de la miel acompañados de las propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias que nos ofrece la canela. Pruébala por las noches después de lavar tu rostro.
    Preparación:
    • En un recipiente con tres cucharadas de miel, coloca una cucharada de canela y mezcla uniformemente.
    • Aplica en tu cara con ayuda de una brocha en todo tu rostro evitando el contorno de tus ojos. Deja actuar de 15 a 20 minutos
    • Enjuaga con agua clara y tibia para después secar con una toalla limpia.

    4. Clara de huevo + jugo de limón

    La clara de huevo contiene proteínas y nutrientes que pueden hacer que nuestra piel recupere la elasticidad reduciendo gradualmente las arrugas según un estudio. En cuanto al jugo de limón, como hemos mencionado antes, funciona para proteger nuestra piel gracias a que es antibacteriano.
    Preparación:
    • En un recipiente, separa la clara del huevo y bátela para después agregar el jugo de medio limón. Remueve hasta tener una mezcla homogénea.
    • Con ayuda de una brocha, coloca la mascarilla en tu rostro evitando el contorno de tus ojos y deja actuar por 15 minutos o hasta que seque.
    • Retira con agua tibia dando movimientos circulares con tus dedos.
    • 5. Aceite de argán + aceite de limón

      Esta mascarilla te ayudará a reducir el brillo de tu cara y recuperar la luminosidad. El aceite de argán es antiinflamatorio, contribuye a la regeneración de la piel; combinado con el aceite de limón, que a su vez es antioxidante y antiséptico. Además de que podrías disfrutar de los aromas mientras tomas un tiempo para relajarte.
      Preparación:
      • Mezcla 1 cucharada de aceite de argán con 1 cucharada de aceite de limón.
      • Aplica la mezcla a tu rostro y deja actuar por 15 minutos.
      • Retira la mascarilla con ayuda de agua tibia, seca e hidrata con una crema adecuada para tu piel.

      6. Aloe vera + cúrcuma

      La cúrcuma ayuda a tu piel a tratar padecimientos como el acné, fotoenvejecimiento o dermatitis, y el aloe vera contiene vitamina E, que es la encargada de la salud de nuestra piel, aliviando las quemaduras y permitiendo que se hidrate correctamente. Aplica esta mascarilla de preferencia por las noches.
      Preparación:
      • Coloca en un recipiente pequeño 4 cucharadas de aloe vera con 2 cucharadas de cúrcuma y mezcla hasta hacer una pasta.
      • Aplica la pasta en tu rostro evitando el contorno de tus ojos. Espera 20 minutos.
      • Retira la mascarilla con agua tibia, lava tu rostro e hidrata como de costumbre.

      7. Aceite de coco + bicarbonato de sodio

      El aceite de coco se ha convertido en un producto muy utilizado por sus propiedades hidratantes y antisépticas en nuestra piel. Además, también podemos adquirir su versión comestible. En cuanto al bicarbonato de sodio, es utilizado para fines de limpieza; sin embargo, se ha comprobado que también puede ayudar a controlar los niveles de grasa en nuestro rostro.
      Preparación:
      • En un recipiente limpio coloca una cucharada grande de aceite de coco y una cucharadita de bicarbonato de sodio.
      • Mezcla y aplícala a tu rostro con una brocha. Evita la zona del contorno de tus ojos y deja reposar por 20 minutos.
      • Enjuaga con agua tibia, hidrata con tu crema habitual y seca con una toalla limpia.

      8. Cúrcuma + yogur

      Los probióticos del yogur no solo son buenos para tu sistema digestivo, también lo son para tu piel. En compañía de la cúrcuma, pueden hacer que tu piel se sienta como si hubieras pulsado el botón de reinicio, pues gracias a ella podrás tener un rostro libre de bacterias, desinflamada y más relajada.
      Preparación:
      • Mezcla una taza de yogurt griego con una cucharada de cúrcuma y mezcla uniformemente.
      • Con una brocha o espátula, coloca sobre tu rostro evitando labios y contorno de ojos. Deja actuar por 20 minutos.
      • Retira con agua tibia. Seca e hidrata con tu crema facial de siempre.
      • 9. Banana + miel

        El potasio contenido en la banana tiene un poder astringente que deja tu piel libre de impurezas, que se refuerza si utilizas esta mascarilla antes de lavar tu rostro. De este modo, con ayuda de las propiedades de la miel, que ayudan a regenerar los tejidos, tendrás una mascarilla que hará que tu rostro luzca más hidratado.
        Preparación:
        • Machaca un plátano maduro y agrega dos cucharadas de miel. Mezcla hasta hacer una pasta consistente.
        • Aplica en el rostro con tus manos evitando labios y zonas como el contorno de ojos. Deja actuar por 30 minutos.
        • Lava tu cara para retirar la mascarilla con agua tibia, lava e hidrata como de costumbre.

        10. Miel + azúcar morena

        El azúcar morena tiene un efecto antiarrugas que también previene el fotoenvejecimiento de la piel de la cara, evitando que pierda su elasticidad. Además de exfoliar suavemente tu piel, también se verá hidratada gracias a las proteínas que contiene la miel. Esta mascarilla es ideal para antes de lavar tu rostro.
        Preparación:
        • Agrega dos cucharadas de azúcar moreno a dos cucharadas de miel en un recipiente limpio y mezcla.
        • Con tus dedos, toma la mezcla y aplícala sobre el rostro suavemente en pequeños círculos, evitando el contorno de tus ojos. Enfatiza en la zona de mentón, nariz y frente. Deja actuar por 15 minutos.
        • Enjuaga la mascarilla con agua fría, lava e hidrata como de costumbre.
        • https://genial.guru

No hay comentarios:

Publicar un comentario