Tarta de frutillas light y sin cocción




Ingredientes
  • Galletas dulces de vainilla 40 gr.
  • Avena arrollada media 2 cucharadas.
  • Leche descremada 2 cucharadas.
  • Queso crema descremado 100 gr.
  • Stevia o endulzante light 1 sobrecito.
  • Futillas lavadas 250 gr.
  • Ralladura de limón.
  • Jugo de limón, 2 cucharaditas.
Preparación
Para empezar, lavá muy bien las frutillas con abundante agua para asegurarte que estén bien limpias. Luego, cortá las frutillas en pequeños trozos y le agregale dos cucharaditas de jugo de limón y medio sobrecito del endulzante. Una vez que hayas hecho eso, dejalas reposar durante 10 minutos.
Mientras tanto, prepará la base de la tarta. Para eso, deberás triturar las galletas dulces. Para hacerlo, podés usar las manos o podés hacer con la procesadora, en caso de tener una.
En un bowl, poné las galletitas y le agregale la avena, la leche y la ralladura de limón, mezclando muy bien los 3 ingredientes. Cuando logres tener una masa homogénea, colocá la masa en una tartera, apenas untada con aceite o manteca, y aplastala con los dedos hasta cubrir la base del molde.
Ahora es momento de preparar el relleno. Batí en un bowl el queso crema junto con el resto del endulzante y una cucharadita de la ralladura de limón. Una vez que la preparación está homogénea, volcalo arriba de la masa de tarta. Por encima, colocá las frutillas cortadas con todo su jugo para que le de aún más sabor.
Lo ideal es que repose en la heladera durante, aproximadamente, 30 minutos para que este bien firme y fresca para cortar.
Esta receta es un clásico que nunca falla y, gracias a la poca cantidad de ingredientes, podés hacerla en cualquier momento.
  • https://buenavibra.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario