T0RTITAS NEGRAS.


Las tortitas negras, una deliciosa opción dulce

 Ingredientes: 500 gr de harina 000 50 gr de levadura fresca disuelta en media taza de agua tibia 3 cdas de azúcar, 75 gr de margarina cortada en cubitos, ralladura de limón, 
COBERTURA: 200 gr. de azúcar blanca, 200 gr. de azúcar negra, agua para rociar. 

Colocar en un recipiente la harina con el azúcar, la ralladura de limón, la manteca cortada en cubitos, la levadura disuelta en agua tibia e ir revolviendo con la ayuda de una cuchara de madera, mezclando bien todos los ingredientes. Volcar sobre una mesada y amasar para integrar. Volver a llevar la masa al recipiente para dejar levar el bollo hasta duplicar su tamaño. Tapar. (aprox 1 hora) Una vez levado, estirar sobre la mesada enharinada, cortar los círculos con un cortante, colocarlos sobre una placa enmargarinada y enharinada. Sin dejar espacio entre los círculos. Colocando harina entre las uniones, para que luego no se pegue el azúcar a la placa. Y nuevamente dejarlos levar unos 10 minutos. Mezclar partes iguales de azúcar blanca y azúcar negra. Pincelar con agua cada medallón y colocarle arriba, la mezcla de azúcar. Con un rociador, pulverizar con agua cada tortita para que se adhiera el azúcar a la masa. Se dejan levar unos 10 minutos más y se llevan a un horno precalentado, 180° aprox 25 minutos. 



http://saikurecetas.blogspot.com.ar/

LA SALIDA POST PANDEMIA SERÁ VERDE O NO SERÁ



MEGUSTAMUCHO 1 BLOG DE ARTESANÍA EN PAPEL ESTUCADO.: DIBUJOS ECOLÓGICOS

La naturaleza nos puede poner contra las cuerdas. No es nada nuevo. A lo largo de los siglos, las distintas civilizaciones que han pisado nuestro planeta han tenido que resistir huracanes, terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, oscilaciones climáticas o pandemias. Tristemente, algunos de estos fenómenos los vemos de forma cotidiana en los medios de comunicación y, tras un pensamiento de pocos segundos en los que sentimos la pena por la población afectada, seguimos con nuestros quehaceres. Pero ahora estamos metidos de lleno en una pandemia que será recordada con dolor y tristeza, tanto dentro de nuestras fronteras como en la práctica totalidad de los países del mundo. Y más cuando llegue a todos aquellos que no disponen ni de los sistemas sanitarios necesarios, ni de medicamentos que les ayuden a controlar la situación.

No es la primera pandemia que sufrimos. Basta con coger cualquier libro de Historia para darse cuenta de que, en Europa –y también en España–, hemos tenido algunas que han dejado millones de muertos, como la peste negra o la mal llamada gripe española en 1918, el ejemplo comparable más reciente que tenemos. Aún así, ha habido otras hace menos tiempo, como la gripe-A en 2010 que llegó a dejar más de 150.000 víctimas mortales o la epidemia del ébola, que estuvo muy cerca de avanzar por nuestro país en 2014.

Este famoso virus con el que ya estamos familiarizados, el COVID-19, tiene una rápida expansión gracias al mundo globalizado en el que vivimos: todos estamos conectados entre los distintos puntos del planeta en cuestión de horas. El Instituto Español de Estudio Estratégicos, dependiente del Ministerio de Defensa, ya lo advertía hace semanas en su publicación Emergencias pandémicas en un mundo globalizado: amenazas a la seguridad. La peste negra avanzaba lentamente, a la misma velocidad que se movía un mercader o un soldado. Ahora, los virus pueden volar en primera clase.

A diferencia de la peste negra, ahora los virus vuelan en primera clase

En algunos países ninguna persona viva había presenciado nunca una situación como la actual –solo hace falta ver las cifras de fallecidos–, pero no es la única crisis que tenemos encima. Más allá de esa económica que ya estamos empezando a vislumbrar, llevamos mucho tiempo inmersos en una crisis ambiental y climática sin precedentes. Cada día, cuando todo funciona correctamente según las reglas de la sociedad en que vivimos, emitimos miles de toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Partículas contaminantes, gases tóxicos… una polución que según multitud de estudios causa en nuestro país cientos de miles de muertes prematuras al año, y millones en todo el mundo. Una atmósfera irrespirable que nos mata poco a poco y a la que en alguna ocasión que otra se ha decidido ignorar. Además, el COVID-19 podría haber aprovechado muchas de las afecciones que provoca para hacer aún más daño.
 Üst üste yerleştirilmiş hücrelerinizden memnun musunuz? Ben değilim!.pic.twitter.com/W4VXpNqDAQ
La forma en la que tratamos a nuestros ríos, bosques o fauna, nos puede hacer mucho más vulnerables a este tipo de catástrofes. Una naturaleza sana y respetada eliminaría muchos problemas mañana. Igual que un bosque nos protege de una inundación, una biodiversidad amplia nos protege de otras pandemias. En los últimos años, un altísimo porcentaje de nuevas enfermedades infecciosas se han dado por zoonosis, es decir, han sido transmitidas de animales a personas. Recordemos que los primeros indicios alertan de que el nuevo coronavirus podría haber llegado a través de un murciélago o un pangolín; una muestra de cómo puede responder la naturaleza a los ataques a su mundo natural.

El COVID-19 se ha aliado con la contaminación para hacer aún más daño

El cambio climático ha ido haciéndose notar cada vez más. Las últimas décadas han sido las más cálidas jamás registradas y estamos viendo cómo se produce un gran número de fenómenos extremos que cuestan la vida a miles de personas en todo el mundo cada año. Las sequías y las hambrunas obligan a desplazarse a poblaciones enteras en busca de un futuro mejor, y muchos de estos fenómenos están causados por la mano directa del ser humano. La gran concentración de dióxido de carbono, junto a otros gases de efecto invernadero, está provocando esta transformación de una atmósfera que, a lo mejor, de seguir su curso natural, no hubiéramos llegado a conocer en este siglo.

Un planeta en emergencia
Por estos motivos se acuñó el concepto de crisis climática y un gran número de declaraciones políticas bajo este lema para hacer ver la urgencia que tenía actuar contra este problema global. En noviembre de 2019, la Unión Europea declaró la emergencia climática con la intención de ponerse a trabajar en la reducción de emisiones y cumplir con los objetivos del Acuerdo de París. Entre ellos, el de limitar el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de los 2°C, y con ello evitar que vayamos a un escenario de futuro mucho peor del que ya conocemos.

La crisis sanitaria mundial de estas semanas está provocando una ralentización de la economía y también de las emisiones, aunque el último dato que hemos conocido nos sigue diciendo que estamos en máximos históricos de concentración de CO2. Un parón mundial de unas pocas semanas no tendrá ningún efecto en el aumento de temperaturas que llevamos arrastrando décadas, pero es imprescindible seguir reduciendo las emisiones: ya hay informes que apuntan a una reducción del 5%, una cifra poco significativa que se dará por un breve periodo de tiempo. La caída de los precios del petróleo, esperemos, no se traduzca en consumos exagerados de combustibles fósiles.

Una biodiversidad amplia (y sana) nos protege de otras pandemias

Si seguimos por el mismo camino que veníamos recorriendo, es muy probable que sigamos teniendo pérdidas de vidas humanas por contaminación y por desastres que pudieran tener un origen favorecido por el calentamiento global. Dejaremos atrás la crisis sanitaria, pero seguiremos viviendo dentro de una crisis climática que parece guardar oscuros capítulos para el futuro. Este cambio en el clima nos podrá llevar a nuevas pandemias, incluso antes de lo que pensamos. Los expertos alertan de que mucho del permafrost –o suelo helado– de zonas árticas y de los glaciares que hoy se están fundiendo podrían almacenar virus y bacterias del pasado de los que ya no estamos inmunizados. Un ejemplo cercano lo tuvimos en 2016, cuando el cadáver congelado e infectado por ántrax de un reno quedó al descubierto en Siberia. Murieron más de 20 personas. Pero, en este mundo globalizado, pensemos por un momento qué pasaría si el que enfermase fuese un turista que expande la enfermedad a su vuelta a casa.

15 Ilustraciones que reflejan lo irónico que es nuestro mundo

Una recuperación «en verde»
Otras crisis económicas del pasado solo han tenido un efecto temporal en las emisiones y, una vez terminadas, los motores han vuelto a quemar petróleo y sus derivados. Hace pocos días, varios países pedían una salida verde de la crisis del coronavirus que mantenga los compromisos ambientales. Por desgracia esta no está siendo la norma general: Estados Unidos y China están rebajando sus controles ambientales, dándole prioridad a una economía insostenible. Quizá ahora pueda ser el momento perfecto para aprender de nuestros errores del pasado y salir de la crisis sanitaria, pero también de la climática. Ambas se cobran miles de muertos y son capaces de poner en tela de juicio a nuestra sociedad, recordándonos esa frase tan usada pero tan poco aplicada de que «el planeta no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos».

Podemos pensar en una economía sostenible, en energías limpias y en una protección del medio natural y del clima que nos permitirá seguir viviendo con seguridad y tranquilidad. Conocemos el problema y también la solución. No tenemos que olvidar que solo somos una especie más que también depende del ecosistema que la rodea. Incluso el elemento más microscópico nos puede jugar una mala pasada.

(*) Jonathan Gómez Cantero es geógrafo-climatólogo especializado en riesgos naturales y cambio climático.

https://ethic.es/

SAIKU

EL DOLOR SE AFRONTA CON LAS MANOS

Signed archival-quality limited edition Giclée prints.6 size options(Original Painting size 40" x 30")Printed on fine art paper or canvas depending on size:Fine art paper:...

"Abuela, ¿cómo se afronta el dolor?"
"Con las manos, cariño. Si lo haces con la mente en lugar de aliviar el dolor, este se endurece aún más".
"¿Con las manos abuela?"
"Sí. Nuestras manos son las antenas de nuestra alma. Si las mueves tejiendo, cocinando, pintando, jugando o hundiéndolas en la tierra, envías señales de cuidado a la parte más profunda de ti. Y tu alma se ilumina porque le estás prestando atención. Entonces las señales del dolor ya no serán necesarias".

Cocina.

"¿Las manos son realmente tan importantes?"
"Sí, hija mía. Piensa en los bebés: comienzan a conocer el mundo gracias al toque de sus pequeñas manos. Si miras las manos de los viejos, te cuentan más sobre su vida que cualquier otra parte del cuerpo. Todo lo que se hace a mano se dice que está hecho con el corazón. Porque es realmente así: las manos y el corazón están conectados. Los masajistas lo saben bien: cuando tocan el cuerpo de otra persona con sus manos crean una conexión profunda. Es precisamente a partir de esta conexión que llega la curación. Piense en los amantes: cuando se tocan las manos, hacen el amor de una manera más sublime".
"Mis manos abuela ... ¡cuánto tiempo no las he usado así!"
"Muévelas, mi amor, comienza a crear con ellas y todo dentro de ti se moverá. El dolor no pasará. Y en cambio lo que hagas con ellas se convertirá en la obra maestra más hermosa. Y ya no dolerá más. Porque habrás sido capaz de transformar su esencia".

Elena Bernabè.

SAIKU

SÍNTOMAS DEL COVID19




Comienza a propagarse en los medios de información masiva

Se apodera de la mente haciéndola dócil miedosa y obediente.

Transforma tu voluntad en sometimiento
Tú valor en cobardía
Tú inteligencia en estupidez
Tú alegría en depresión
Tus entusiasmo en indiferencia
Tus estabilidad en desequilibrio
Tú comunicación en aislamiento
Tú productividad en pobreza
Tú libertad en prisión
Tú creatividad en somnolencia

Es un virus que se contagia por medio de la mediocridad y la indiferencia que brindan los medios de comunicación masiva llegando a cada rincón del planeta

Es un virus que está destruyendo a la economía y a las familias

Al hombre como individuo
Y a la sociedad en conjunto

Un virus que destruye al cerebro
Transformando al hombre en un zombie

Que solo despierta come y duerme
Con un tapabocas que le impide expresar su sentir
y se auto-intoxica con su propio gas que exala (por cierto: próximo cliente para la mafia médica)

Un zombie que ya no lucha
Por alcanzar sus sueños

Un zombie que ya no sabe lo que es
Vivir para disfrutar la vida

Ahora el zombie vive atrapado
Escondido entre sus sombras

Ya no aspira a nada más que su propio gas tóxico através de un bozal
Ya no tiene más anhelos

El virus lo ha carcomido
Destruyéndole el cerebro (y las pocas neuronas que le quedaban)

Ahora los zombies defienden
Su vida de miedo y su encierro, (aparte de amar y justificar a su opresor)

Así es como actúa ese virus
Y como se propaga

La verdadera pandemia
Que está desatada en el mundo"

facebook
SAIKU
 

La leyenda del colibrí. Leyenda maya.





En muchas tradiciones, las plumas de Colibrí son atesoradas por sus cualidades casi mágicas. Se dice que el Colibrí trae amor como ninguna otra medicina puede hacerlo, y su presencia trae alegría al observador.



Los mayas más viejos y sabios, cuentan que los Dioses crearon todas las cosas en la Tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro.

Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Ya no era más una simple flecha, ahora tenía vida, los dioses habían creado al x ts’unu’um(colibrí).

 Handmade paper and wood long tailed hummingbird sculpture ...

Los nombres mayas en las aves, generalmente se relacionan con los sonidos que producen, sean sus cantos o sonidos producidos por las plumas, por ejemplo x ts’unu’um para los colibríes.
Era tan frágil y tan ligera que el colibrí podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo, sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores.

Entonces los hombres trataron de atrapar a esa hermosa ave para adornarse con sus plumas. Los Dioses al verlo, se enojaron y dijeron: “si alguien osa atrapar algún colibrí, éste morirá”. Por eso es que nadie ha visto alguna vez a un colibrí en una jaula, ni tampoco en la mano de un hombre.

De ésta forma es que esta misteriosa y delicada ave ha podido llevar a cabo el encargo de los Dioses:

“El colibrí lleva de aquí para allá los pensamientos de los hombres”

Si alguien te desea un bien, el colibrí tomará ese deseo y lo llevará hacia ti.



Si un colibrí vuela alrededor de tu cabeza, no lo toques. El tomará tu deseo y lo llevará a los demás; piensa bien y desea cosas positivas para todos. Piensa que por algo pasó el colibrí por tu camino; piensa que algo realmente extraordinario puede ocurrir.

De ahora en adelante, el colibrí llevará todos tus deseos y pensamientos de un lugar a otro…
El colibrí. Leyenda maya para niños

El colibrí recibe distintos nombres en México y según la región puede conocérseles como quindes, tucusitos, picaflores, chupamirtos, chuparrosas, huichichiquis, o por su nombre en lenguas indígenas: huitzilli en náhuatl, x ts’unu’um en maya, tzunún en huasteco o Jun en totonaco, entre otras.
Los Aztecas o mexicas, reconocían a los colibríes como aguerridos y valientes luchadores.  Era admirado porque, a pesar de su tamaño, mostraba gran fuerza y poderío al volar. Su belleza, colorido y precisión eran además cualidades muy apreciadas. Cabe destacar que los mexicas pensaban que esta ave nunca moría, y era el símbolo de Huitzilopochtli*, el dios de la guerra. En la cultura zapoteca, era el encargado de beber la sangre de los sacrificios.

*Huitzilopochtli ha sido traducido habitualmente como ‘colibrí zurdo’ o ‘colibrí del sur’, aunque existe desacuerdo entorno al significado ya que el ōpōchtli ‘parte izquierda’ es el modificado y no el modificador por estar a la derecha, por lo que la traducción literal sería ‘parte izquierda de colibrí’
En el libro del Chilam Balam de Chumayel “se denomina al colibrí como una derivación de un nombre náhuatl, Pizlimtec, que proviene de Piltzintecuhtli, el Sol jóven (nombre también  de Xochipilli, diosa mexica de la música, el canto, las flores y plantas alucinógenas), y se presenta como el padre del propio sol de la época actual del universo, que lo engendra  cuando se acababa de reestructurar la tierra después de un cataclismo cósmico. Esto  coincide con el Popol Vuh, donde el sol de la época actual aparece después de la creación de los hombres de maíz (De la Garza, 1995)”

“Y bajó Pzimlitec, el de los huesos verdes, al pie de la flor, y el que es Eterno (el dios creador celeste) lo transformó en colibrí, y entonces chupó la miel de la flor, de la flor de los nueve pétalos, hasta lo más adentro de ella. Y entonces tomó por esposa a la flor vacía, y salió el espíritu de la flor a vagar. Cuando se abrió el cáliz de esta flor, el Sol estaba dentro, y en medio de ella se leía su nombre. Y sucedió que suspiraron llenos de deseo los Trece dioses”

Chilam Balam de Chumayel

SAIKU

DUCHA QUE LIMPIA CUERPO Y ALMA


5 Razones por las que debes orinar en la ducha - Planeta Vivo

Es importante aprender a hacer de nuestra ducha diaria un acto con el que te limpies el cuerpo y también los pensamientos y las energías densas, una ducha sirve para mucho más que para lavarse la piel, con ella se puede limpiar tu mente y eliminar emociones escondidas y vibraciones negativas que te están causando malestar e impiden tu avance.
Ten preparado, un poco de sal gruesa mezclada con romero, únelos con tus dedos y manos y presionarlos para unirlos bien.
Mientras te duchas pon tu conciencia y tu energía en sentir cómo todo lo que te está preocupando se va por el desagüe, visualiza que junto con el agua baja hacia tí una luz blanca y brillante que le limpia todo.

Cómo podemos aplicar mango en vuestro cabello?
Mientras te frotas el cuerpo con tu jabón o gel, frotas simbólicamente todo lo que te está preocupando, ya sea gente, eventos o sentimientos.
Menciona las cosas que sientas que te están perturbando, limpiando tu cuerpo con las manos, y visualizando que hechas por el desagüe todo lo negativo, y dices “Soy completo en mí mismo y estoy limpio en carne, mente y espíritu”
Aclárate totalmente, antes de salir del agua, ya con el cuerpo limpio, tomas el preparado que tienes de sal con romero y te lo frotas en el cuerpo, del cuello para abajo, con movimientos descendentes, visualiza que con ese movimiento estás sacando de tí todo lo negativo que viene de terceras personas.
Date un último aclarado levantando las manos bajo la ducha y sal del agua y espera un momento antes de usar la toalla, respira, y siente, permanece de pie, respirando, sintiendo la limpieza de cuerpo y espíritu.

SAIKU

«ESTAMOS ANTE LA AMENAZA DE UNA EXTINCIÓN Y LA GENTE NI SIQUIERA LO SABE»

Pérdida de especies de vertebrados compromete futuro de humanidad afirma experto
El sociólogo Jeremy Rifkin (Denver, 1945), que se define como activista en favor de una transformación radical del sistema basado en el petróleo y en otros combustibles fósiles, lleva décadas reclamando un cambio de la sociedad industrial hacia modelos más sostenibles. Asesor de gobiernos y corporaciones de todo el mundo, ha escrito más de veinte libros dedicados a proponer fórmulas que garanticen nuestra pervivencia en el planeta, en equilibrio con el medio ambiente y también con nuestra propia especie.


¿Cuál cree que será el impacto de la pandemia del COVID-19 en el camino hacia la tercera revolución industrial?

No podemos decir que esto nos haya cogido por sorpresa. Todo lo que nos está ocurriendo se deriva del cambio climático, del que han venido advirtiendo los investigadores y yo mismo desde hace tiempo. Hemos tenido otras pandemias en los últimos años y se han lanzado advertencias de que algo muy grave podría ocurrir. La actividad humana ha generado estas pandemias porque hemos alterado el ciclo del agua y el ecosistema que mantiene el equilibrio en el planeta. Los desastres naturales –pandemias, incendios, huracanes, inundaciones…– van a continuar porque la temperatura en la Tierra sigue subiendo y porque hemos arruinado el suelo. Hay dos factores que no podemos dejar de considerar: el cambio climático provoca movimientos de población humana y de otras especies; el segundo es que la vida animal y la humana se acercan cada día más como consecuencia de la emergencia climática y, por ello, sus virus viajan juntos.

«Tuvimos otras pandemias en los últimos años y se advirtió de que algo grave podría ocurrir»

arte moderno, Pawel Kuczynski,

Es esta una buena oportunidad para extraer lecciones y actuar en consecuencia, ¿no cree?

Ya nada volverá a ser normal. Esta es una llamada de alarma en todo el planeta. Lo que toca ahora es construir las infraestructuras que nos permitan vivir de una manera distinta. Debemos asumir que estamos en una nueva era. Si no lo hacemos, habrá más pandemias y desastres naturales. Estamos ante la amenaza de una extinción.

Usted trabaja, estará trabajando estos días, con gobiernos e instituciones de todo el mundo. No parece que impere el consenso respecto al futuro inmediato.

Lo primero que debemos hacer es tener una relación distinta con el planeta. Cada comunidad debe responsabilizarse de cómo establecer esa relación en su ámbito más cercano. Y sí, tenemos que emprender la revolución hacia el Green New Deal global, un modelo digital de cero emisiones; tenemos que desarrollar nuevas actividades, crear nuevos empleos, para reducir el riesgo de nuevos desastres. La globalización se ha terminado, debemos pensar en términos de glocalización. Esta es la crisis de nuestra civilización, pero no podemos seguir pensando en la globalización como hasta ahora, se necesitan soluciones glocales para desarrollar las infraestructuras de energía, comunicaciones, transportes, logísticas…

¿Cree que durante esta crisis, o incluso cuando se rebaje la tensión, los gobiernos y las empresas tomarán medidas en esa dirección?

No. Corea del Sur está combatiendo la pandemia con tecnología. Otros países lo están haciendo. Pero no estamos cambiando nuestro modo de vida. Necesitamos una nueva visión, una visión distinta del futuro, y los líderes en los principales países no tienen esa visión. Son las nuevas generaciones las que pueden realmente actuar.

Usted plantea un cambio radical en la forma de ser y de estar en el mundo. ¿Por dónde empezamos?

Tenemos que empezar con la manera en la que organizamos nuestra economía, nuestra sociedad, nuestros gobiernos; por cambiar la forma de ser en este planeta. La nuestra es la civilización de los combustibles fósiles. Se ha cimentado durante los últimos 200 años en la explotación de la Tierra. El suelo se había mantenido intacto hasta que empezamos a excavar los cimientos de la tierra para transformarlo en gas, petróleo y carbón. Y pensábamos que permanecería allí siempre, intacta. Hemos creado una civilización entera basada en el uso de los fósiles. Hemos utilizado tantos recursos que ahora estamos recurriendo al capital de la tierra en vez de obtener beneficios de ella. Estamos usando un planeta y medio cuando solo tenemos uno. Hemos perdido el 60% de la superficie del suelo del planeta; ha desaparecido y se tardará miles de años en recuperarlo.

«Debemos pensar en términos de ‘glocalización’»

¿Qué les diría a quienes creen que es mejor vivir el momento, el aquí y el ahora, y esperan que en el futuro vengan otros para arreglarlo?

Estamos realmente ante un cambio climático, pero también a tiempo de cambiarlo. El cambio climático provocado por el calentamiento global y las emisiones de CO altera el ciclo del agua de la Tierra. Somos el planeta del agua, nuestro ecosistema ha emergido y evolucionado a lo largo de millones de años gracias al agua. El ciclo del agua permite vivir y desarrollarse. Y aquí está el problema: por cada grado de temperatura que aumenta como consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero, la atmósfera absorbe un siete por ciento más de precipitaciones del suelo y este calentamiento las fuerza a caer más rápido, más concentradas y provocando más catástrofes naturales relacionadas con el agua. Por ejemplo, grandes nevadas en invierno, inundaciones en primavera por todas las partes del mundo, sequías e incendios en toda la temporada de verano y huracanes y tifones en otoño barriendo nuestras costas.

Autor desconocido

Las consecuencias se irán agravando con el tiempo.

Nos enfrentamos a la sexta extinción y la gente ni siquiera lo sabe. Dicen los científicos que van a desaparecer la mitad de todos los hábitats y animales de la tierra en ocho décadas. Ese es el marco en el que estamos, nos encontramos cara a cara con una extinción en potencia de la naturaleza para la que no estamos preparados.

¿Cuán grave es esa emergencia global? ¿Cuánto tiempo nos queda?

No lo sé. He sido parte de este movimiento en favor del cambio desde los años 70 y creo que se nos ha pasado el tiempo que necesitábamos. Nunca volveremos dónde estábamos, a la buena temperatura, a un clima adecuado… El cambio climático va a estar con nosotros por miles y miles de años; la pregunta es: ¿podemos nosotros, como especie, ser resilientes y adaptarnos a ambientes totalmente distintos y que nuestros compañeros en la Tierra puedan tener también la oportunidad de adaptarse?

Si me pregunta cuánto tiempo nos llevará cambiar a una economía no contaminante, nuestros científicos en la cumbre europea del cambio climático en 2018 dijeron que nos quedaban 12 años; ya es menos lo que nos queda para transformar completamente la civilización y empezar este cambio. La Segunda Revolución Industrial, que provocó el cambio climático, está muriendo. Y es gracias al bajo coste de la energía solar, que es más rentable que el carbón, el petróleo, el gas y la energía nuclear. Nos estamos moviendo hacia una Tercera Revolución Industrial.

«Nos encontramos con una extinción en potencia para la que no estamos preparados»

¿Es posible un cambio de tendencia global sin EE.UU. de nuestro lado?

La Unión Europea y China se han unido para trabajar conjuntamente y Estados Unidos está avanzando porque los estados desarrollan las infraestructuras necesarias para lograrlo. No olviden que somos una república federal. El gobierno federal solo crea los códigos, las regulaciones, los estándares, los incentivos; en Europa sucede lo mismo: sus estados miembros han creado las infraestructuras. Lo que ocurre en Estados Unidos es que prestamos mucha atención al señor Trump pero, de los 50 estados, 29 han desarrollado planes para el desarrollo de energías renovables y están integrando la energía solar. El año pasado en la conferencia europea por la emergencia climática, las ciudades estadounidenses declararon una emergencia climática y ahora están lanzando su Green New Deal. Están sucediendo bastantes cambios en Estados Unidos. Si tuviéramos una Casa Blanca diferente sería genial pero, aún así, esta Tercera Revolución Industrial está emergiendo en la UE y en China y ha comenzado en California, en el estado de Nueva York y en parte de Texas.

¿Cuáles son los componentes básicos de esos cambios tan relevantes en diferentes regiones del mundo?

La nueva Revolución Industrial trae consigo nuevos medios de comunicación, energía, medios de transporte y logística. La revolución comunicativa es internet, como lo fueron la imprenta y el telégrafo en la Primera Revolución Industrial en el siglo XIX en Reino Unido o el teléfono, la radio y la televisión en la segunda revolución en el siglo XX en Estados Unidos. Hoy tenemos más de 4.000 millones de personas conectadas y pronto tendremos a todos los seres humanos comunicados a través de internet; todo el mundo ahora está conectado. En un periodo como el que vivimos, las tecnologías nos permiten integrar a un gran número de personas en un nuevo marco de relaciones económicas. El internet del conocimiento se combina con el internet de la energía y con el de la movilidad. Estos tres internet crean la infraestructura de la Tercera Revolución Industrial. Estos tres internet convergerán y se desarrollarán sobre una infraestructura de internet de las cosas que reconfigurará la forma en que se gestiona toda la actividad en el siglo XXI.

¿Qué papel van a jugar los nuevos agentes económicos en la formación de ese nuevo modelo económico y social?

Estamos creando una nueva era llamada glocalización. La tecnología cero emisiones de esta tercera revolución será tan barata que nos permitirá crear nuestras propias cooperativas y nuestros propios negocios tanto física como virtualmente. Las grandes compañías desaparecerán. Algunas de ellas continuarán, pero tendrán que trabajar con pequeñas y medianas empresas con las que estarán conectadas por todo el mundo. Estas grandes empresas serán proveedoras de las redes y trabajarán juntas en lugar de competir entre ellas. En la primera y en la segunda revolución, las infraestructuras se hicieron para ser centralizadas, privadas. Sin embargo, la tercera revolución tiene infraestructuras inteligentes para unir el mundo de una manera glocal, distribuida, con redes abiertas.

«Todas mis esperanzas están depositadas en la generación milenial»

¿De qué forma afecta la superpoblación a la sostenibilidad del planeta en el modelo industrial?

Somos 7.000 millones de personas y llegaremos muy pronto a 9.000 millones. Esa progresión, sin embargo, se va a terminar. Las razones para ello tienen que ver con el papel de las mujeres y su relación con la energía. En la antigüedad las mujeres eran esclavas, eran las proveedoras de energía, tenían que mantener el agua y el fuego. La llegada de la electricidad está íntimamente relacionada con los movimientos sufragistas en América; liberó a las mujeres jóvenes, que iban a la escuela y podían continuar su formación hasta la universidad. Cuando las mujeres se volvieron más autónomas, libres, más independientes, hubo menos nacimientos.

No parece usted optimista y, sin embargo, sus libros son una guía para un futuro sostenible. ¿Tenemos o no un futuro mejor a la vista?

Todas mis esperanzas están depositadas en la generación milenial. Los milenials han salido de sus clases para expresar su inquietud. Millones y millones de ellos reclaman la declaración de una emergencia climática y piden un Green New Deal. Lo interesante es que esta no es como ninguna otra protesta en la historia, y ha habido muchas, pero esta es diferente: mueve esperanza, es la primera revuelta planetaria del ser humano en toda la historia en la que dos generaciones se han visto como especies, especies en peligro. Proponen eliminar todos los límites y fronteras, los prejuicios, todo aquello que nos separa; empiezan a verse como una especie en peligro e intentan preservar a las demás criaturas del planeta. Esta es probablemente la transformación más trascendente de la conciencia humana en la historia.

La versión original de esta entrevista fue publicada en el número 113 de la Revista Telos, de Fundación Telefónica.The Conversation

Juan M. Zafra es profesor asociado en el Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual, Universidad Carlos III

https://ethic.es/2020/04/jeremy-rifkin/

SAIKU

Por qué el jabón es preferible a la lejía para combatir el coronavirus

El agua y jabón es tan efectivo como el alcohol en gel" - Sociedad ...

Durante casi 5000 años, los humanos han inventado productos de limpieza, pero la sencilla combinación de agua y jabón sigue siendo una de las armas más potentes para combatir enfermedades infecciosas como el nuevo coronavirus. Con todo, cuando se producen brotes como el del COVID-19 y cunde el pánico, la gente se apresura a comprar todo tipo de productos químicos de limpieza, muchos de los cuales son innecesarios o ineficaces contra los virus.

Los desinfectantes de manos están desapareciendo de los estantes de los supermercados pese a que muchos carecen de la cantidad necesaria de alcohol (al menos un 60 por ciento en volumen) para matar virus. En los países más afectados por el nuevo coronavirus, hay fotografías que muestran a gente con trajes protectores rociando aceras públicas o en edificios de oficinas con soluciones de lejía. Sin embargo, los expertos dudan si esto es necesario para neutralizar la propagación del coronavirus.

Usar lejía «es como usar una porra para matar a una mosca», afirma Jane Greatorex, viróloga de la Universidad de Cambridge. También puede corroer el metal y provocar otros problemas respiratorios si se inhala demasiado con el paso del tiempo.

«Con la lejía, si la aplicas en una superficie con mucho polvo, este [polvo] se come la lejía», afirma Lisa Casanova, científica de salud ambiental de la Universidad del Estado de Georgia, Estados Unidos. Casanova y otros expertos recomiendan usar jabones más suaves, como el líquido lavavajillas, para desinfectar fácilmente una superficie de interior o de exterior.

Para entender por qué las autoridades sanitarias están recurriendo al jabón, ayuda saber cómo existe el coronavirus fuera del cuerpo y cuánto tiempo permanece el virus en superficies comunes según estudios preliminares.

Las superficie sólidas
La principal vía de infección del coronavirus es la transmisión entre personas. Este contacto en forma de un abrazo, un apretón de manos o encontrarse en un espacio público hacinado permite que los individuos infectados contagien fácilmente sus gotitas respiratorias, que suelen toserse o estornudarse.

Con todo, como las gotitas respiratorias son pesadas, suelen caer al suelo. Según dónde aterricen, pueden persistir en una superficie antes de que las toque una mano que transporta el virus a la nariz o a la boca, provocando la infección.

Todos los virus son fragmentos de código genético agrupados en el interior de un conjunto de lípidos y proteínas, que pueden incluir una membrana lipídica llamada envoltura vírica. Destruir un virus con envoltura cuesta menos que destruir los virus sin envoltura, como el norovirus de la gastroenteritis, que puede durar meses en una superficie. Normalmente, los virus con envoltura sobreviven fuera de un cuerpo solo durante unos días y se consideran unos de los más fáciles de matar, ya que 
empiezan a degradarse una vez se rompe su frágil cubierta.

Con todo, cada virus con envoltura es distinto y hay científicos en todo el mundo investigando activamente el SARS-CoV-2 (el nombre oficial del nuevo coronavirus) para entenderlo. Un estudio publicado el martes en el New England Journal of Medicine analizó el tiempo durante el que puede detectarse en diversos materiales. Dylan Morris, biólogo evolutivo de la Universidad de Princeton y coautor del estudio, afirma que su misión consistía en investigar qué superficies presentes en entornos médicos podrían servir como posible pozo negro e infectar a los pacientes.

En superficies, se ha descubierto que el SARS-CoV-2 duraba 24 horas sobre el cartón, dos días sobre el acero inoxidable y tres días sobre el polipropileno, un tipo de plástico duro. El virus solo se detectó durante cuatro horas sobre el cobre, un material que elimina bacterias y virus de forma natural. El estudio también reveló que el nuevo coronavirus y su pariente, el SARS, que provocó un brote grave en 2002 y 2003, duran tiempos similares sobre superficies.

Es posible que las personas que hacen pedidos por Internet para evitar las aglomeraciones en las tiendas puedan entrar en contacto con cartón contaminado, aunque los CDC estadounidenses insisten en que no consideran que las superficies sean la vía de transmisión primaria de este virus.

Morris no quiere especular demasiado sobre superficies cotidianas, pero en general aconseja lavar los artículos comprados y lavarse las manos minuciosamente.

Con todo, su estudio presenta limitaciones. El equipo examinó el virus en un entorno de laboratorio muy controlado. Los espacios que suelen tocarse, como las barandillas de las escaleras o los asideros de los autobuses, contendrían el virus en mayores cantidades y presentarían un mayor riesgo de contagio. Las condiciones ambientales también pueden influir en la duración del virus. Por ejemplo, se cree que la humedad dificulta que las gotitas respiratorias circulen por el aire y se sabe que la luz ultravioleta degrada los virus.

El estudio también determinó que el nuevo coronavirus podía persistir como aerosol (partículas diminutas que viajan por el aire) durante un máximo de tres horas, aunque Morris indica que las gotas respiratorias más grandes tienen más probabilidades de ser infecciosas. Principalmente, los aerosoles virales preocupan en entornos clínicos donde determinados tratamientos como la ventilación pueden producir estas partículas. Es improbable que los aerosoles del coronavirus intervengan en entornos al aire libre o en espacios públicos como los supermercados.

La madera y la comida
El estudio de Morris no incluyó objetos que se suelen tocar como la ropa o los productos alimenticios, pero según la FDA estadounidense no hay evidencias de que el nuevo coronavirus pueda transmitirse a través de la comida.

En estudios de virus de la gripe, los artículos porosos como la ropa y la madera no contenían el virus durante más de dos horas. Esto se debe a que estos artículos separan la humedad del virus y hacen que se degrade.

Independientemente de lo que toques, el agua y el jabón son las mejores herramientas para lavarte las manos de cualquier virus potencial antes de que provoque una infección. Greatorex explica que el coronavirus no penetra la piel porque la capa externa es ligeramente ácida, lo que impide que la mayoría de los patógenos entren en el cuerpo humano.

El jabón es muy eficaz porque su composición química abre la envoltura externa del coronavirus y hace que se degrade. A continuación, estas moléculas de jabón atrapan fragmentos diminutos del virus y el agua se los lleva por delante. Los desinfectantes de manos funcionan de forma similar, destrozando las proteínas contenidas en un virus.

Los expertos afirman que el agua del grifo tampoco es motivo de preocupación, ya que cualquier contaminación tendría que llegar a través de aguas residuales. Según los CDC, aunque se ha detectado coronavirus en heces, aún no se ha encontrado en aguas residuales. Aunque se detectara, en Estados Unidos el filtrado del agua es lo bastante fuerte para matar coronavirus, según Kyle Bibby, ingeniero ambiental de la Universidad de Notre Dame.

«¿Es técnicamente posible estar expuesto al virus por vía acuática? Sí. ¿Es realista que un miembro del público se preocupe? No. Lo último que necesitamos ahora mismo es que la gente tenga miedo a beber agua del grifo o lavarse las manos», indica Bibby.


Este artículo se publicó originalmente en inglés en nationalgeographic.com.
https://www.nationalgeographic.es/

SAIKU

Un simple experimento para enseñar la importancia de lavarse las manos en tiempos de pandemia,

Mejora sistema inmunológico | Salud- Como mejorar nuestro sistema inmunológico y prevenir el coronavirus

Con esta simple prueba, la profesora demostró la eficacia del jabón para mantener limpias las manos y evitar ser infectado por agentes patógenos.
En un video compartido en sus redes sociales, Amanda Lorenzo, una maestra de preescolar de Miami, Florida, muestra a sus pequeños alumnos por medio de un simple experimento casero la importancia que tiene el lavarse las manos con agua y jabón.
Con esta simple prueba, la educadora demostró la eficacia del jabón para mantener limpias las manos y evitar ser infectado por agentes patógenos.
La educadora colocó agua y pimienta molida al interior de un tazón, con el fin de representar los virus y bacterias que se encuentran en el ambiente.
Después, le pidió a una de sus alumnas que introdujese un dedo al interior del recipiente y después lo retirara para comprobar la cantidad de "virus" que había en él.
Una vez que sus alumnos corroboraron que el índice de su compañera estaba contaminado, Lorenzo pidió a la niña que metiera el dedo a otro recipiente lleno de jabón antes de sumergirlo de nueva cuenta en el agua.
Ya que el dedo de la estudiante estaba cubierto con jabón, se puede observar como los pequeños trozos de pimienta son repelidos hasta los bordes del tazón. Ante lo cual los pequeños expresaron su admiración.
A pesar de ser un experimento sencillo, nos demuestra "la importancia de lavarse las manos", tal y como lo dice la cuidadora. En base a RT.
https://www.telenoche.com.uy/

SAIKU

RECETA DE LA CREMA IRLANDESA (BAILEYS)

Baileys casero o crema irlandesa - Recetinas

Esta receta te ahorrará mucho dinero si te gusta la crema irlandesa. Afortunadamente no requiere de ningún conservador artificial ya que el whiskey es suficiente para conservarla durante un tiempo.

Ingredientes

  • 1 ½ tazas de Whisky irlandés
  • 1 lata Leche condensada **lata de 14 onzas
  • 2 sirope de Chocolate
  • 2 cucharaditas de Café instantaneo
  • 1½ tazas de Crema de leche
  • cucharaditas de Esencia de vainilla
  

Preparación

  • En una licuadora, sirva la crema de leche, la leche condensada, el whisky irlandés, café instantáneo, sirope de chocolate, y la esencia de vainilla
  • Mezclar a alta velocidad por 40 segundos.
  • Guardar en una botella herméticamente dentro de la nevera.
  • Agitar bien antes de servir


https://www.recetas360.com/

SAIKU

Hamburguesas de avena


Hamburguesas de avena. Apto para veganos y vegetarianos. Deliciosas, faciles. Un imprescindible de la cocina vegetariana. Hamburguesas Vegetales para todos.


La avena por su consistencia al humedecerse nos permiten preparar facilmente hamburguesas o albóndigas. 



Ingredientes para 2 personas

1 vaso (250 ml.)  de avena

1/2 vaso de agua (125 ml. aprox.)

2 dientes de ajo

1/2 zanahoria

1/4 de cebolla

1 chorrito de salsa de soja

1 cucharada de comino en polvo

1 ramillete de perejil

pimienta negra

Pan rallado

Aceite de oliva

Preparación

En un recipiente amplio (un bol o ensaladera) ponemos 1 vaso (250 ml.)  de avena. Picamos finamente el ajo, la cebolla y la zanahoria y lo mezclamos todo junto a la avena.

Añadimos una cucharada de comino en polvo, un poco de pimienta molida y el perejil picado muy fino. Echamos el medio vaso de agua a temperatura ambiente y un chorrito de salsa de soja. Mezclamos bien la masa con una cuchara o con las manos.

Lo importante en esta receta es controlar la consistencia de la masa. Para ello, podemos ayudarnos de pan rallado. Añadiremos, pues, un poco de pan rallado para que se absorba el exceso de agua (si queda seco, podemos añadir un poquito más de líquido)y amasamos bien. La masa de las hamburguesas debe quedar un poco pegajosa.

Mientras calentamos el aceite donde freiremos nuestra masa de avena, vamos formando con las manos las hamburguesas. Podemos, antes de freír, rebozarlas con un poco más de pan rallado, así quedará una textura exterior crujiente.

Freímos en una sartén con aceite suficiente para bañar las hamburguesas hasta la mitad, pues les daremos la vuelta una vez que se tueste un lado. Es fácil saber cuando retirarlas del aceite, pues adquieren un característico color tostado.

Dejamos escurrir el exceso de aceite sobre un papel absorbente y servimos calentitas, acompañadas de ensalada y patatas.

Comentarios a la receta

Las medidas de esta receta dan para 2 personas (6 hamburguesas pequeñas).

Si preferimos, podemos cocer las hamburguesas al horno, con lo que el contenido de grasa será prácticamente inexistente.

La zanahoria y la cebolla son opcionales, podemos poner cualquier verdura que nos guste, quizá unas nueces u otros frutos secos, unos champiñones, etc... Eso sí, todo bien picadito.

No hemos puesto sal en la receta pues la salsa de soja suele tener sal añadida. Si has prescindido de la salsa de soja, una pizca de sal sería razonable.

Una variante interesante es, en vez de en forma de hamburguesa, hacer albóndigas redonditas con la masa de la avena y acompañar con una salsa de tomate casero.


Vegetarianismo.net/ Ecoportal.net


http://saikurecetas.blogspot.com.ar/


SAIKU